La Junta andaluza se gastará 13 millones en reuniones y conferencias en 2010

La Junta andaluza se gastará 13 millones en reuniones y conferencias en 2010

Pese a la crisis, los Presupuestos apenas reducen un 0,1 por ciento los gastos corrientes

MAR CORREA | SEVILLA
Actualizado:

Por primera vez en la historia autonómica de Andalucía, los Presupuestos de 2010 bajarán respecto al año precedente (33.764.000.043 euros de 2009 frente a los 33.737.698.011 euros para 2010). La explicación es clara: la situación de crisis económica y el descenso de los ingresos tributarios (tanto los que se reciben del Estado como los que recauda la propia Junta de Andalucía). Pero en un estudio pormenorizado de las cuentas de la Junta para el año próximo, se aprecia que los gastos corrientes del funcionamiento de la Administración apenas descienden un 0,1%, mientras que las inversiones reales bajan un contundente 21,9%. O, lo que es lo mismo, el «tijeretazo» se produce en la inversión pero no en el gasto, que sigue manteniéndose sin apenas variaciones de un año a otro.

El conocido como el capítulo 2 (gastos corrientes en bienes y servicios) mantiene idéntico porcentaje respecto al total de los Presupuestos que el año en curso (supone un 9,9% del total), y se eleva a 3.351.590.603 euros en las cuentas andaluzas de 2010.

Gastos corrientes

¿Qué comprenden estos gastos corrientes? Es el coste del funcionamiento básico de la Administración autónoma andaluza, más algunos detalles como el referido a «reuniones, conferencias y cursos», contemplado como un gasto fijo en absolutamente todos los departamentos de la Junta, incluidas las delegaciones provinciales de las consejerías, y cuya inversión prevista en 2010 se eleva a 13.227.740 euros.

Otros gastos incluidos en este capítulo 2 son los referidos al alquiler de sedes de la Junta, al que se destinan al menos 24 millones, a las reparaciones, mantenimiento y conservación de los edificios de la Administración; el material de oficina (publicaciones, prensa, libros, revistas, material informático); la luz, el agua, el combustible, el «vestuario»; los productos farmacéuticos, el teléfono, los transportes; los tributos locales de las sedes; la limpieza, la seguridad, el almacenaje, los estudios y trabajos técnicos....

Y, además, los «gastos diversos», en los que están englobados las «atenciones protocolarias y representativas» (con un coste medio de entre 30.000 y 40.000 euros por consejería al año), las publicaciones y publicidad institucional, los asuntos «jurídicos y contenciosos» -capítulo al que también absolutamente todos los departamentos de la Junta tienen destinada una partida- y las «reuniones, conferencias y cursos», un apartado nada baladí, ya que su costo se eleva a los 13 millones de euros al año.

Destaca de modo especial los 3.883.595 euros que destina la Consejería de Gobernación a esta partida, según el proyecto de Ley de Presupuestos de 2010.