La Junta de Andalucía activa el Plan de Emergencias ante las intensas lluvias caídas en Jerez de la Frontera

AGENCIAS
MADRIDActualizado:

Las lluvias registradas durante toda la noche en Cádiz, y más intensas en Jerez (Cádiz), han provocado inundaciones que han obligado a cortar el tráfico de la autopista AP-4, la conexión por tren y a cerrar el aeropuerto de Jerez por lo que se ha activado el Nivel 2 del Plan de Emergencias.

Desde las ocho de la tarde de ayer los bomberos han tenido que hacer un total de 180 intervenciones por inundaciones, 75 de ellas esta madrugada en Jerez, donde diecisiete personas han tenido que ser rescatadas de sus casas o sus vehículos, otras 40 en El Puerto de Santa María y otras veinte en Arcos de la Frontera.

La autopista AP-4 ha permanecido cerrada al tráfico en los dos sentidos desde la pasada noche por las inundaciones de casi dos metros provocadas por las intensas lluvias y por el desembalse de la Presa de Bornos. A mediodía se ha reabierto parcialmente la circulación, aunque permanece cortado el tramo entre los kilómetros 85 y 102, mientras continúan los trabajos para retirar el agua, el barro y las piedras de la calzada. Anoche los vehículos que circulaban por esta vía en sentido a Cádiz tuvieron que ser ayudados a salir de la autopista para que no quedaran atrapados, y a medianoche fueron retirados por un paso de mediana varios vehículos atrapados por el agua en el peaje de Cabezas de San Juan.

Problemas en el aeropuerto y en las carreteras

Las lluvias también han obligado a primeras horas de la mañana al corte del tráfico ferroviario con origen y destino a Cádiz debido a las daños entre las estaciones de Lebrija y El Cuervo. Sólo hasta las 11.00, según ha informado Renfe, esta incidencia había afectado a diez trenes y a 1.300 viajeros, que han tenido que completar sus trayectos en servicios alternativos de transporte.

Ha quedado cerrado desde anoche el aeropuerto de Jerez, ya que el campo de vuelo ha quedado lleno de barro y piedras, impracticable para maniobras de aterrizajes y despegues, mientras que las inmediaciones de la terminal quedaron totalmente anegadas hasta el punto de que los pasajeros tuvieron que ser evacuados. Las inundaciones en el aeropuerto también han ocasionado problemas en el suministro eléctrico del aeropuerto ya que las instalaciones están en el subsuelo de la terminal, también anegado. Según ha informado AENA, el aeródromo, que hoy tenía programados 24 vuelos que se están desviando al aeropuerto de Sevilla, podría quedar abierto a primeras horas de la tarde.

En Jerez seis vecinos fueron desalojados de sus casas de forma preventiva, al igual que otros cuarenta en Arcos de la Frontera. En ninguna de estas incidencias ha habido heridos, aunque un vecino de Jerez tuvo que ser atendido de un ataque de ansiedad ante el derrumbamiento parcial de una casa-cueva en el Camino de las Nieves sobre las seis de la mañana.

Toda la provincia afectada

Unas treinta carreteras de la red secundaria han quedado también cerradas al tráfico por anegaciones, muchas de ellas en Jerez, donde los bomberos tuvieron que rescatar a personas y vehículos de distintas calles, y otras en vías de la sierra gaditana como Jimena y Castellar de la Frontera.

Las inundaciones se han extendido por otras localidades gaditanas como Chiclana de la Frontera, donde los bomberos tuvieron que rescatar a varias personas del interior de un coche atrapado por el agua en la zona de Carabineros, o El Puerto de Santa María donde hubo que rescatar a varias personas y vehículos por la inundación de las inmediaciones de la estación de trenes de cercanías. Ocho carreteras de la provincia jienense se encuentran afectadas por desprendimientos de lodo y piedras y acumulación de agua, aunque no se ha producido aún ningún corte al tráfico.

Desactivada la alerta naranja en Canarias

Además de en Cádiz y Granada, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha decretado la alerta naranja por fuertes vientos en Almería, mientras que en Canarias se ha desactivado la alerta naranja en Canarias por riesgo importante de lluvias intensas y rachas de viento de hasta 120 kilómetros por hora, que han azotado a las islas estos días, aunque se mantendrá el nivel amarillo por fuerte oleaje con riesgo de olas de hasta cuatro metros. También está en alerta amarilla parte del territorio norte desde Asturias a Cataluña por nevadas; Castellón, por viento; Mallorca, por lluvias y Menorca por lluvias, viento y avisos costeros.

Habrá precipitaciones débiles o localmente moderadas en la mayor parte de la Península, que podrían ser localmente fuertes en Baleares y también a primeras horas en el este de Cataluña. Serán de carácter más disperso en el interior peninsular, menos probables y frecuentes en el tercio oeste peninsular y valle del Ebro. A lo largo del día irán disminuyendo la nubosidad y las precipitaciones. En Canarias habrá intervalos nubosos, más abundantes en el norte de las islas de mayor relieve, donde es probable alguna lluvia débil.

La cota de nieve en la Península bajará hasta unos 700 metros en el tercio norte, y hasta 900/1200 en el resto, mientras que las temperaturas diurnas irán en ligero o moderado descenso, salvo en Extremadura y Andalucía occidental, donde subirán de forma ligera o moderada, y en Canarias, donde permanecerán con pocos cambios.