El número dos de ERC al Congreso, Gabriel Rufián observa una fotografía del exvicepresidente Oriol Junqueras y del exconseller Raül Romeva durante un mítin reciente de la formación en Cambrils - EFE

Junqueras, Romeva, Rull, Turull y Sánchez cobrarán 3.757 euros de las Cortes si juran la Constitución

Congreso y Senado abonarán esta cantidad en sus cuentas con carácter retroactivo cuando formalicen su condición de diputados

Aunque el Supremo suspendiera su actividad parlamentaria a continuación, no tendrán que devolver esa retribución

Las Cámaras también cotizarán a la Seguridad Social por los cinco presos y contratarán un seguro de accidentes a su favor que cubre muerte, incapacidad permanente y otras lesiones

MadridActualizado:

El Congreso y el Senado tendrían que abonar a Oriol Junqueras, Räul Romeva, Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sánchez su salario de parlamentarios si el próximo día 21 de mayo juran la Constitución y formalizan su condición de señorías, aunque no hayan realizado labor alguna al encontrarse en prisión preventiva. El abono sería irrevocable incluso aunque el Tribunal Supremo decidiera suspender su condición de parlamentarios con carácter inmediato.

Una vez convertidos en parlamentarios, Junqueras, Rull, Turull y Sánchez podrían reclamar a la Cámara baja la transferencia de 3.759,01 euros a cada uno de ellos mientras Romeva podría pedir al Senado un ingreso de 3.757,83. Un abono con carácter retroactivo correspondiente a los 23 días transcurridos entre las elecciones generales y la constitución de las Cortes.

Fuentes del Congreso, subrayan, no obstante, que la Mesa de la Cámara tendrá que analizar caso por caso para ver cómo encaja este derecho con la condición que Junqueras, Rull, Turull y Sánchez mantienen su acta autonómica, a la que no han renunciado formalmente, aunque en suspenso por decisión del juez Pablo Llarena. En el caso de Romeva, el cargo de senador sí es completamente compatible con el de diputado autonómico, que también lo tiene suspendido.

La cantidad que les correspondería seguirá aumentando cada día que pase sin que su condición de parlamentarios se suspenda. Si el Tribunal Supremo decide suspenderla automáticamente no crecerá, pero si decide iniciar el proceso del suplicatorio, los cincos presos tendrán derecho a cobrar de las Cortes a un ritmo de 163,38 euros al día para cada uno.

A esta cantidad habrá que añadir, además, la parte proporcional que les corresponderá por la paga extraordinaria de julio y que, por 23 días, rondará unos 600 euros más para cada uno. No obstante, este abono no podrían solicitarlo hasta el verano.

Si su condición de parlamentarios no quedara suspendida automáticamente, todos ellos tendrán derecho a formar parte de una comisión, lo que supondrá un sobresueldo extra en concepto de gastos de representación. Para los presidentes de comisión esta cantidad se sitúa en 1.516,76 euros al mes y en 1.108,95 euros para los vicepresidentes. Los secretarios perciben en 739,30 euros mientras que los portavoces 1.108,95 euros y sus adjuntos 739,30 euros. Todos ellos en catorce pagas.

Seguro de accidentes

Además, tanto el Congreso como el Senado tienen que hacerse cargo de abonar las cotizaciones sociales a la Seguridad Social de estos cinco presos al menos durante esos 23 días. También tendrán que concertar una póliza de seguro de accidentes corporales a favor de cada uno de ellos que cubre riesgos de muerte por accidente, incapacidad permanente y otras lesiones.

Al igual que el resto de diputados y senadores, Junqueras, Romeva, Rull, Turull y Jordi Sánchez recibirán un iPad, un teléfono móvil y una tarjeta de taxis cargada con 3.000 euros anuales, aunque al estar en la cárcel no podrán hacer uso de nada de ello. Las Cámaras tendrán que reservarles un despacho para cada uno, aunque no realicen su función.

Este régimen económico y la protección social se mantendrán mientras no pierdan su condición de diputados. Lo que solo puede suceder pos sentencia firme que conlleve la inhabilitación. No obstente, todos estos beneficios pueden paralizarse, si el Tribunal Supremo decide suspender automáticamente su condición de parlamentarios.