Joaquín Torra, junto a Puigdemont en Waterloo
Joaquín Torra, junto a Puigdemont en Waterloo - Reuters

El juez no admite una querella que Torra interpuso contra Bono por equipararle a «nazis»

El exministro comentó en TV las descalificaciones del presidente de la Generalitat contra españoles y castellanoparlantes

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Fue el pasado 7 de julio, durante una entrevista en La Sexta. El expresidente del Congreso, José Bono respondía a unas preguntas sobre pronunciamientos del presidente de la Generalitat, Joaquín Torra, en las que el catalán descalificaba a los castellanohablantes y españoles. «Las declaraciones de Torra están más cerca de planteamientos nazis que de planteamientos democráticos», opinó Bono, que por ello fue objeto de una querella presentada por Torra contra él por posibles delitos de injurias y de incitación al odio.

El Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, según se conoció ayer, ha inadmitido esa querella. En ella se planteaba que las palabras de Bono contenían «descalificaciones gravemente ofensivas» contra Torrade forma «gratuita» y sin la «menor justificación», ya que el término «nazi» supone «una de las connotaciones más peyorativas que se le puede atribuir a un político».

En concreto, la manifestación que hizo José Bono dirigiéndose a su entrevistador fue: «Usted se cree que a estas alturas del siglo XXI se puede decir, como él (Torra) ha dicho, que para Cataluña es un deterioro cruzarse por la calle a unos niños... y niñas, dijo, hablando en castellano... Este señor, no está bien, y otras expresiones que están más cerca de planteamientos nazis que de planteamientos democráticos».

Según fuentes próximas al también exministro, entre esas «expresiones» está aquella en la que Torra dijo: «Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar a las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que destilan odio; un odio perturbado, ¿nauseabundo contra todo lo que destila la lengua?». Otra, «vergüenza es una palabra que los españoles hace años que han eliminado de su vocabulario».

Incitación al odio

Según los servicios jurídicos de la Generalitat, no obstante, son las afirmaciones de Bono las que resultan «gravemente» atentatorias contra el honor del presidente de la Generalitat y no se pueden amparar en la libertad de expresión porque el Tribunal Constitucional ha determinado que este derecho no justifica el uso de expresiones insultantes, injuriosas o vejatorias que excedan del derecho de crítica.

La querella resaltaba que Bono cometió un delito de incitación al odio, ya que aseguró que Torra tenía planteamientos cercanos a los «nazis» por su mera pertenencia a una ideología política, el independentismo. «Atribuir la condición de tener planteamientos cercanos a los 'nazis' al Muy Honorable Presidente de la Generalitat, de forma totalmente gratuita y sin la menor justificación, como si éste pretendiera el establecimiento de un auténtico sistema totalitario y el exterminio de otros pueblos y opositores, constituye, por su propio sentido gramatical, una afirmación claramente insultante y vejatoria», agregaba el escrito que no ha sido admitido a trámite.