El juez Garzón envía a prisión a siete miembros y colaboradores del 'comando Vizcaya' de ETA

Tras un largo interrogatorio que duró hasta bien entrada la madrugada, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha enviado a prisión a siete de los diez presuntos miembros y colaboradores del

AGENCIAS |
Actualizado:

Tras un largo interrogatorio que duró hasta bien entrada la madrugada, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha enviado a prisión a siete de los diez presuntos miembros y colaboradores del 'comando Vizcaya' de ETA, entre ellos a su presunto jefe Arkaitz Goikoetxea. El magistrado ha dejado en libertad bajo fianza de 12.000 euros a Adur Arístegui, y en libertad a Inge Urrutia y Libe Aguirre.

La fiscal Dolores Delgado acusa a Goikoetxea de ser el autor de diez delitos, entre ellos el asesinato del guardia civil Juan Manuel Piñuel el pasado 14 de mayo y los intentos de secuestrar al concejal socialista Benjamín Atutxa y de matar al juez Fernando Grande-Marlaska, así como de planear una campaña de atentados en Andalucía este verano.

Durante su declaración, Goikoetxea admitió ante Garzón su pertenencia al 'comando Vizcaya' y que recibía instrucciones del dirigente etarra Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', sin embargo, se negó a contestar a las preguntas concretas del juez y de la fiscal sobre las acciones que han sido perpetradas y las que estaban siendo planificadas por el comando.

El magistrado también ha enviado a prisión a la compañera sentimental de Goikoetxea, Maialen Zuazo Arruekoetxea y a Ana Isabel Prieto Furundarena, detenidas junto al presunto cabecilla del grupo en un domicilio del barrio de Santutxu de Bilbao. La misma suerte han corrido Gaizka Jareño, arrestado en Elorrio (Vizcaya) junto a Adur Arístegui, Mikel Saracho Moro, apresado en la localidad vizcaína de Getxo, Iñigo Gutiérrez y Aitor Kotano Sinde.

Para sólo dos de los diez detenidos, Garzón ha decretado libertad. Son Inge Urrutia, arrestada el jueves en la localidad vizcaína de Getxo y Libe Aguirre, arrestada en Fuengirola (Málaga). Mientras que Adur Arístegui, detenido en Elorrio (Vizcaya), tendrá que pagar una fianza de 12.000 euros si quiere no ingresar en prisión.