El juez decreta prisión para el etarra Gotzon Aramburu, quien permanecerá en el hospital hasta que reciba el alta

Madrid, agencias
Actualizado:

   El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno decretó esta tarde

prisión incondicional para el presunto miembro de ETA Gotzon Aramburu Sudupe, quien resultó herido en el tiroteo que se produjo el pasado martes en la A-6, en el término municipal de Collado Villalba

(Madrid), en el que murió el guardia civil Antonio Molina, informaron

fuentes jurídicas. 

   De esta forma, el juez Moreno decretó hoy el ingreso en prisión de

los dos presuntos etarras detenidos el pasado martes, Gotzon Aramburu

Sudupe y Jesús María Etxeberria Garaikoetxea, aunque el primero

permanecerá hospitalizado durante al menos diez días más hasta que

reciba el alta médica. 

   De momento se encuentra internado en el hospital Puerta de Hierro,

de Madrid, donde fue interrogado esta mañana por el juez Ismael

Moreno, el fiscal de la Audiencia Nacional Javier Balaguer y la

secretaria del Juzgado Central de Instrucción número 2, que esta

semana se encuentra de guardia. La comisión judicial se trasladó al

centro hospitalario después de tomar declaración en la Audiencia a

Etxeberria, quien estaba previsto que ingresara en la cárcel

madrileña de Soto del Real. 

   A pesar de que Aramburu se encuentra internado en el hospital

Puerta de Hierro desde que se produjo el tiroteo, Instituciones

Penitenciarias podría decidir su traslado al hospital Gregorio

Marañón hasta que se encuentre en condiciones de ingresar en prisión.

HECHOS IMPUTADOS

   A los dos presuntos etarras se les acusa de distintos hechos: la

colocación del coche-bomba que estalló en un aparcamiento de

Santander el pasado día 3; haber realizado seguimientos de ertzainas

en Bilbao; pretender atentar la noche del próximo día 31 contra

varios centros comerciales de Madrid con los 130 kilos de explosivos

que transportaban cuando se produjo el tiroteo con la guardia civil;

el asesinato del guardia Antonio Molina; y el intento de asesinato

sufrido por su compañero, el agente Juan Aguilar Osuna, quien resultó

herido en el mismo enfrentamiento. 

   Estos hechos podrían ser constitutivos, entre otros, de los delitos de integración en organización terrorista, terrorismo,  diversas tentativas de asesinato y atentado, y asesinato consumado por la muerte del guardia civil.  No ha trascendido el contenido de las declaraciones de ninguno de los dos detenidos, ya que la investigación desarrollada tras la detención de Aramburu y Etxeberria sigue abierta, y el juez Ismael Moreno decretó el secreto del sumario. 

   Jesús María Etxeberria, quien salió en libertad en el año 2000

tras permanecer 13 años en la cárcel por su pertenencia al "comando

Urdaburu", fue detenido el pasado martes en San Sebastián, tras

conseguir huir del tiroteo que mantuvo con la Guardia Civil en la

A-6. Gotzon Aramburu, quien tenía pendiente una condena de 5 años por colaborar con el "Comando Donosti", fue detenido al resultar herido

en el enfrentamiento. 

   Ambos habían alquilado una habitación en un piso de la calle

Sierra del Valle, en el distrito madrileño de Puente de Vallecas, en

la que pensaban refugiarse tras cometer los atentados que tenían

previstos contra varios centros comerciales en Nochevieja.