Multitudinaria manifestación de los padres por las calles milanesas, en contra de la política educativa del Ejecutivo de Berlusconi. /AFP
Multitudinaria manifestación de los padres por las calles milanesas, en contra de la política educativa del Ejecutivo de Berlusconi. /AFP

Italia, paralizada por la huelga del sector público

Varios sindicatos han convocado manifestaciones en las grandes ciudades contra la política económica y social del Gobierno de Silvio Berlusconi

EFE |
ROMAActualizado:

Italia ha vivido una jornada de caos y enormes dificultades, debido a la huelga del sector público convocada por varios sindicatos y las manifestaciones organizadas en las grandes ciudades contra la política económica y social del Gobierno de Silvio Berlusconi.

Los sindicatos de base Cub, Cobas y SdL convocaron una huelga de 24 horas en los sectores del transporte, la sanidad y la educación, en protesta por las últimas decisiones del Ejecutivo conservador italiano y para pedir aumentos de sueldo y mayor seguridad en el lugar de trabajo.

A los inconvenientes por el parón de los transportes públicos, que ha colapsado prácticamente las grandes ciudades, se han sumado las manifestaciones convocadas. Roma ha sido la ciudad más afectada, ya que según los organizadores cerca de 300.000 personas han secundado la manifestación para protestar contra la reforma educativa aprobada por el Gobierno.

Esta masiva respuesta "indica que existen ganas de denunciar todas las políticas económicas que está aprobando este Gobierno, que salva a los banqueros, pero no hace nada por los puestos de trabajo precarios y viola sus derechos", ha afirmado el secretario general de Cobas, Piero Bernocchi.

Góndolas asaltadas

En Milán, al norte de Italia, la Policía municipal ha calificado la situación de los transportes públicos de "caótica", pues, según la empresa que gestiona el sector ATM, a las 10.30 hora local (08.30 GMT) la adhesión a la huelga era del 68%. Relativamente cerca, en Turín, la participación de los trabajadores del sector del transporte ha alcanzado entre el 70 y el 80%, mientras que para la empresa gestora sólo el 35%.

También la septentrional Venecia ha vivido un día digamos 'atípico', en el que los vecinos y los turistas han tomado al asalto taxis y góndolas para poder trasladarse de un lado a otro de la ciudad ante la huelga de los "traghetti" (transbordadores).