Investigan la muerte a golpes de un matrimonio de ancianos en Santa Susanna

Barcelona. Agencias
Actualizado:

Los Mossos d'Esquadra investigan la muerte de un matrimonio de ancianos que fue hallado muerto a golpes en su casa, situada en una urbanización de Santa Susanna (Barcelona).

La vivienda estaba revuelta cuando un familiar encontró los cuerpos, por lo que todo apunta a que los ancianos fueron víctimas de un robo, según informaron a Europa Press fuentes de la policía catalana.

Los hechos habrían sucedido de madrugada en una casa situada en el número 3 de la calle Bulnes de la zona residencial Alt Maresme de la población, pero el yerno del fallecido no encontró los cuerpos hasta las 15 horas.

Una hija de las víctimas esperaba a los ancianos en su casa para celebrar la tradicional comida de Sant Esteve, pero al no contestar al teléfono, el yerno decidió ir a buscar a sus suegros a la casa en la que residían, en una tranquila urbanización ubicada cerca del casco urbano. Al llegar al chalet, vio el cadáver de la anciana a través de una ventana y alertó a los Mossos d'Esquadra.

Tras la llamada del yerno, efectivos de la Policía Local y de los Mossos d'Esquadra se desplazaron al lugar y la policía catalana se hizo cargo de la investigación.

Los agentes forzaron la puerta del comedor para acceder a la vivienda y encontraron a la mujer, Teresa Solé, de 79 años y que iba en silla de ruedas, tendida en la cama de una habitación, mientras que su marido, Luigi, italiano de 72 años, fue hallado en el aparcamiento del chalet.

Fuentes de la investigación señalaron a Europa Press que el hombre estaba maniatado y ambos presentaban fuertes golpes en la cabeza causados con un objeto contundente, que los investigadores creen haber encontrado ya en la casa.

La casa estaba muy revuelta, por lo que todo apunta a que la pareja de ancianos habría sido asaltada por una banda de ladrones durante la madrugada o a primera hora de la mañana, aunque por el momento se desconoce si han desaparecido objetos de valor del domicilio.

Sin embargo, algunos vecinos apuntaron que el matrimonio no tenía mucho dinero y que vivía en Santa Susanna desde hacía unos 30 años. La pareja, que tenía dos hijas, se conoció en Suiza y al poco tiempo decidieron trasladarse a esta localidad del Maresme.

En la actualidad, el anciano tenía un negocio de desguace de coches en Palafoll y su mujer colaboraba en la radio local, según explicaron los vecinos.

El titular del juzgado número 4 de Arenys de Mar, que investiga el caso, ordenó ayer a las ocho de la tarde el levantamiento de los cadáveres y decretó el secreto de sumario.