Los CDR pararon durante 15 horas la AP-7 el pasado fin de semana
Los CDR pararon durante 15 horas la AP-7 el pasado fin de semana - Efe

Interior prepara enviar 400 policías a Cataluña, según FAES, que reclama «cambiar el mando de los Mossos»

La fundación de Aznar avisa de que «en Cataluña se ha asentado un gobierno insurreccional que conspira contra el Estado»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La fundación FAES de José María Aznar da por hechos en su página web los planes del Gobierno «para enviar una dotación de hasta 400 policías nacionales a Cataluña» con el fin de «evitar que se repita la situación que dejó el orden público, la circulación por la AP-7 y los peajes de esta autopista a merced de la kale borroka» que perpetraron los CDR el pasado fin de semana.

Bajo el título «¿Más policías?», el think tank advierte que «en Cataluña se ha asentado un gobierno insurreccional, que conspira contra el Estado y sus instituciones, que ignora sus responsabilidades, en primer término, hacia la propia población catalana, y que colabora objetivamente con la estrategia de violencia callejera que los CDR despliegan con impunidad. Y 400 policías no son la respuesta».

«Resulta un sinsentido institucional y administrativo que en una comunidad que cuenta con 17.000 policías (mossos d´esquadra) haya que desplazar dotaciones de policía nacional para sustituir a los mossos en el cumplimiento de sus deberes cuando los responsables políticos de la policía autónoma deciden que la kale borroka campe a sus anchas. Si el gobierno de la nación cree necesario ese traslado de policías a Cataluña es porque la comunidad autónoma está incumpliendo gravemente -y de manera ya reiterada- sus obligaciones el mantenimiento de la seguridad ciudadana y el orden público. Y si eso es así, la respuesta no debe ser mandar más policías sino cambiar a los mandos de los mossos; para empezar, los políticos», continúa el artículo.

En un breve recorrido de los acontecimientos de los últimos días, recuerdan que, primero, el presidente de la Generalitat, Quim Torra «jaleó la violencia de los CDR» hace semanas y hace unos días «descalificó la intervención de la policía autonómica en Gerona y Tarragona frente a la violencia de los CDR dirigida contra los que se manifestaban pacíficamente en homenaje a la Constitución». Tras ello exigió purgas de los mandos policiales y los comités violentos se dedicaron a interrumpir el tráfico en la AP-7 durante quince horas y «hacerse con el espacio público allí donde han querido con total impunidad».

«Ahora, cuando se acerca la fecha de celebración del Consejo de Ministros previsto para el día 21 en Barcelona, asistimos a una campaña de apelación a la violencia con igual impunidad que ha empezado con el llamamiento de Torra a ‘la vía eslovena‘ y ha continuado con la apelación del fundador de la banda terrorista Terra Lliure a tomar el Parlamento», añade FAES, que certifica que el problema trasciende lo policial y afecta a la «institucionalidad democrática y constitucional». Lamentan, en consecuencia, que lo que el Gobierno de Pedro Sánchez «se plantee como remedio enviar 400 policías nacionales a Barcelona. Una respuesta absurda y evasiva, una manera de hacer que hace. Una "no respuesta" que, de nuevo, deja en evidencia a un gobierno políticamente incapaz y desnortado».