El cuartel de Pedralbes donde se alojarán los agentes - Inés Baucells | Vídeo: ATLAS

Interior moviliza casi mil agentes hasta noviembre en Cataluña

Se trasladarán unos 550 antidisturbios de la Policía y guardias civiles de la ARS

MadridActualizado:

Unos 550 agentes antidisturbios de la Policía se están desplegando ya en Cataluña con motivo de la Diada procedentes de ocho plantillas distintas, según fuentes policiales consultadas por ABC. El motivo oficial es la celebración del día de la Comunidad el 11 de septiembre, pero a los grupos ya se les ha comunicado que posiblemente permanezcan en Cataluña hasta finales de noviembre, en previsión de movilizaciones masivas en la calle por parte de los independentistas.

A esta cifra habría que sumar, los 300 guardias civiles a los que se les ha congelado el traslado desde Cataluña a sus nuevos destinos y varias decenas más de agentes de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS), cuyo número no ha sido confirmado. De prolongarse el dispositivo hasta noviembre, los funcionarios serían relevados por otros compañeros, según les han informado sus mandos.

Hasta ayer habían sido convocados para trasladarse a Cataluña dos grupos de la UIP de Galicia (uno de Vigo y otro de La Coruña) que ya han partido desde sus bases; dos más de Valencia y el resto a razón de uno saldrán de Madrid, Zaragoza, Málaga, Pamplona y Sevilla. A estos 450 agentes aproximadamente se sumarán dos grupos más de la Unidad de Intervención Policial de Barcelona. Una de sus funciones básicas consistirá en proteger la Jefatura de Policía, la Delegación del Gobierno y las tres subdelegaciones de Tarragona, Lérida y Gerona en turnos de 24 horas.

Los agentes se alojarán en el cuartel del Bruch, que pertenece al Ejército, donde en las últimas semanas ya han pernoctado antidisturbios y en hoteles de Salou, Pineda y Lérida. Nada que ver con el «Piolín» y los otros barcos que los albergaron el año pasado y que tantos quebraderos de cabeza dieron al Gobierno de Rajoy.

Hoy, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, abordará en el primer punto de la Junta de Seguridad catalana el «apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en circunstancias extraordinarias», y por tanto el dispositivo preparado para las próximas semanas.

La consejera de Justicia catalana, Esther Capella, calificó de «mala idea» este refuerzo policial. «A nadie se le escapa que los Mossos tienen la capacidad y la competencia de seguridad».