El chalé de Alcanar utilizado por la célula terrorista que luego atentó en Barcelona y Cambrils
El chalé de Alcanar utilizado por la célula terrorista que luego atentó en Barcelona y Cambrils

Interior activa la orden sobre control de precursores de explosivos que planteó Zoido tras el 1-O

Ferreterias y grandes superficies vigilarán la venta de acetona, nitratos o ácido sulfúricos como los encontrados en Alcanar

MadridActualizado:

El Ministerio del Interior ha dado este viernes traslado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de una instrucción para tratar de dificultar la venta de precursores de explosivos, las sustancias que en muchas ocasiones se pueden comprar en tiendas y comercios y que, mezcladas con diferentes componentes, pueden ser utilizadas con fines terroristas. Se trata de uno de los vacíos legales detectados por el Departamento del exministro Juan Ignacio Zoido. Tras la explosión de la casa-laboratorio de Alcanar (Tarragona) utilizada por la célula yihadista que atentó en Cataluña en agosto de 2017, el Ministerio del Interior propuso reforzar estos controles en diferentes foros policiales y políticos, como es el caso del Pacto Antiyihadista y las reuniones de ministros europeos.

El Departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska ha elaborado una instrucción interna y un plan anual con los que pretende extremar la vigilancia e inspección sobre las empresas que comercializan estos productos --que incluye a farmacias, ferreterías o tiendas de jardinería-- para aumentar la colaboración en la detección e identificación de compradores sospechosos, según ha avanzado el diario 'El País'. Fuentes de Interior han explicado a Europa Press que la instrucción se ha remitido este viernes por la mañana tanto a la Policía Nacional como a la Guardia Civil, dando traslado también de la misma a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno. En dicha orden ha participado el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

En adelante, los comercios que suministren al público productos como la acetona, el ácido sulfúrico o algunos nitratos deberán registrar el nombre y los datos de identificación del comprador. Interior también contempla lanzar una campaña informativa, especialmente en el pequeño y mediano comercio. Los expertos de la lucha antiterrorista demandan este tipo de medidas ante la proliferación de vídeos tutoriales para la fabricación de artefactos explosivos 'caseros'.