Luis de Olmo durante la emisión de su programa «Protagonistas». ABC

ETA intentó asesinar en siete ocasiones al periodista Luis del Olmo, «marcado» por Rei

El «comando Barcelona» intentó en siete ocasiones asesinar con coche bomba al periodista Luis del Olmo, la última de ellas el pasado 20 de diciembre, según ha sabido ABC de fuentes solventes. El director del programa radiofónico «Protagonistas» es uno de los periodistas «marcados» en el vídeo de Pepe Rei. Otro de los objetivos del «comando» era Santiago Fisas, presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, del que tenían una información muy elaborada.

MADRID / BARCELONA. M. A. P. / M. M.
Actualizado:

El pasado 20 de diciembre fue la séptima vez que el «comando Barcelona», integrado por José Ignacio Cruchaga, Liarni Armendáriz y Fernando García Jodrá (éste último huido), intentaba asesinar al periodista de «Onda Cero» y director del programa «Protagonistas», Luis del Olmo. El plan de los etarras era hacer estallar un coche bomba cargado con 13 kilos de dinamita cuando el periodista entrara o saliera de su domicilio. Pero aquél día, Luis del Olmo estaba en Madrid y cuando los terroristas se disponían a retirar el coche bomba fue cuando el vehículo, un Fiat Uno de color rojo, se paró en un lateral de la Avenida Diagonal de Barcelona a causa de una avería. El guardia urbano Juan Miguel Gervilla, que regulaba el tráfico en la confluencia de la Avenida Diagonal con la calle Numancia, por donde Luis del Olmo accede a su vivienda, se acercó para auxiliar a los ocupantes y, tras un forcejeo con los etarras, cayó asesinado de dos disparos, uno en la nuca y otro en el pecho.

Pero el objetivo directo de los terroristas era el periodista. Se trata de la séptima vez que lo intentaban. En las ocasiones anteriores, también planearon el atentado con coche bomba.

Del Olmo, que desde su programa radiofónico «Protagonistas» siempre ha mantenido una actitud muy crítica con el entorno radical vasco, es uno de los periodistas «marcados» por Pepe Rei -estuvo en prisión acusado de colaborar con ETA- en el vídeo titulado «Periodistas, el negocio de mentir», que distribuye junto a su revista Ardi Beltza (Oveja negra). En la cinta se recoge una entrevista que a Luis del Olmo le hizo una cadena de televisión alemana que, por lo que se ha visto, estaba al servicio del ex jefe de investigación de «Egin», diario que fue cerrado por Garzón por su «subordinación» a ETA.

En este vídeo, en el que Rei señala a numerosos profesionales de los medios de comunicación de estar «al servicio» del Ministerio del Interior, son citados también otros dos periodistas que han sido objetivo de ETA desde la ruptura de su supuesta tregua: José Luis López de la Calle, colaborador de «El Mundo» y miembro del Foro de Ermua, asesinado el 7 de mayo del año pasado, y Aurora Intxausti («El País»), a la que los terroristas intentaron asesinar junto a su hijo y su marido, periodista de «Antena 3», con la colocación de un artefacto oculto en una maceta en el descansillo de su vivienda.

Se da la circunstancia de que a los miembros del «comando Barcelona», la Policía intervino dos ejemplares-correspondientes a los números 10 y 11- de la revista «Ardi Beltza».

SANTIAGO FISAS, TAMBIÉN OBJETIVO

Además de Luis del Olmo, los terroristas tenían entre sus objetivos al ex secretario de Estado de Deportes y actual presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Santiago Fisas, de quien contaban con detallados datos sobre sus horarios y desplazamientos. Era la información más elaborada. De otros dirigentes del PP y del PSC sólo habían anotado el nombre y las direcciones particulares, en algunos casos equivocadas. En el listado figuran el ex vicepresidente primero del Gobierno Narcís Serra y la delegada del Gobierno en Cataluña. Julia García Valdecasas.

El coche bomba en el que viajaban Cruchaga y Armendariz cuando fueron detenidos iba dirigido contra el edificio central de Correos.

Además de los seguimientos, los terroristas obtenían información sobre sus objetivos del Boletín Oficial del Estado. Varios ejemplares de esta publicación fueron hallados en el piso franco de la calle Monec, de Barcelona, y en ellos los etarras habían subrayado nombres y cargos. Algunas de las páginas del BOE las habían obtenido a través de Internet. Asimismo, los agentes hallaron en la casa temarios de oposiciones para la Policía, en los que se detallan técnicas de seguridad y seguimiento.