Los eurodiputados de Vox: Jorge Buxade Villalba (4d), Mazaly Aguilar (3d) y Herman Tertsch (6d), posan junto al portavoz parlamentario de Vox y su responsable de relaciones internacionales, Iván Espinosa de los Monteros (d), el concejal de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith (4i)
Los eurodiputados de Vox: Jorge Buxade Villalba (4d), Mazaly Aguilar (3d) y Herman Tertsch (6d), posan junto al portavoz parlamentario de Vox y su responsable de relaciones internacionales, Iván Espinosa de los Monteros (d), el concejal de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith (4i) - EFE

Vox se integra en el mismo grupo de la Eurocámara que los flamencos que apoyan a Puigdemont

El partido de Abascal asegura que si los flamencos portan símbolos independentistas, ellos lucirán una foto del duque de Alba

MadridActualizado:

Vox anunció la semana pasada que sus tres eurodiputados se integrarán el grupo de la Eurocámara ECR, los 'Conservadores y Reformistas Europeos'. Los eurodiputados de la formación de Abascal compartirán grupo con los polacos de Ley y Justicia, los 'tories' británicos y los belgas de la Nueva Alianza Flamenca (N-VA), entre otros grupos. Esta última formación belga son quienes han arropado y apoyado en Bélgica al expresidente catalán fugado, Carles Puigdemont.

El partido dirigido por Santiago Abascal presentó su solicitud formal de ingreso en este grupo. Según anunció en un comunicado en el que dice que compartirá trabajo con partidos «de amplio espectro» caracterizados «por la defensa del orden constitucional y la soberanía de los Estados miembros frente a las intromisiones de las instituciones comunitarias, tantas veces abusivas y cuestionables».

Aunque Vox no detalló cuáles eran esas formaciones de las que hablaba, hasta ahora en el grupo de 'Conservadores y Reformistas' ha estado presente el partido ultraconservador del Gobierno de Polonia. Desde Bruselas se abrió un expediente por reformas que considera que pueden poner en riesgo el Estado de derecho en el país.

También han formado parte CRE los nacionalistas flamencos de la N-VA, un partido nacionalista belga que consiguió ser la fuerza mayoritaria en Bélgica y aparcó su aspiración separatista para poder entrar en 2014 en el Gobierno federal del liberal francófono Charles Michel. Estos dos partidos con mayor representación en el grupo están considerados como ultraconservadores y euroescépticos.

Algunos de sus miembros arroparon abiertamente al ex presidente catalán Carles Puigdemont, que huyó a Bélgica en 2017 para evitar ser juzgado por intentar la independencia de Cataluña. Entre los políticos que apoyan abiertamente a Puigdemont se encuentran el ex ministro del Interior, Jean Jambon; el ex secretario de Estado de Migración y Asilo, Theo Francken y del propio presidente del partido, Bart de Weber.

Debido a tal posicionamiento de sus socios de gobierno el primer ministro belga tuvo que desmarcarse en varias ocasiones de las manifestaciones de Francken, que incluso llegó a hablar de asilo para Puigdemont. El Gobierno de coalición acabó desmonorándose en diciembre por el rechazo de la N-VA al pacto migratorio de la ONU.

Vox aseguró haber «consolidado el compromiso» de que los partidos que integran los 'Conservadores y Reformistas de Europa' «sin excepción» no interferirán «en el orden constitucional, la integridad territorial y la soberanía de los Estados Miembros». «El Grupo CRE se ha comprometido también con el respeto a la autonomía de voto de VOX en aquellas cuestiones centrales de nuestra propuesta: España, la defensa de nuestro mundo rural y las tradiciones culturales o la promoción de la identidad cristiana de Europa», aseguraron desde la formación verde.

El encargado de relaciones internacionales de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, defendió que en el grupo de los 'Conservadores y Reformistas Europeos' hay «gente muy sensata» como los 'tories' británicos o el partido polaco Ley y Justicia que sustenta al gobierno.

Con esta alianza, los tres eurodiputados ultraconservadores -Jorge Buxadé, Mazaly Aguilar y Hermann Tertsch- anuncian su intención de trabajar por una reforma de las instituciones comunitarias para «frenar las aspiraciones federalistas de otros grupos de izquierda e incrementar la vida democrática y transparente de la Unión Europa».

Como adelantó Europa Press, Vox se estrenó en el Parlamento Europeo con la voluntad de «exigir el respeto y la promoción de las libertades individuales y familiares más elementales y que están amenazadas en Europa por el consenso socialdemócrata». Además argumentaron que su compromiso será por «la unidad, la seguridad y la dignidad» de España y combatir todo aquello que pueda «atacar o menospreciar» la «unidad y soberanía».

Primer choque

Pese a que entre el partido español Vox y el belga N-VA existe una similitud ideológica, la independencia de Cataluña y la fuga de varios dirigentes independentistas catalanes es un gran abismo que los separa.

Desde Vox 'amenzaron' a los flamencos que si vestían algún símbolo independentistas, como el lazo amarillo, ellos se pondrían en la solapa una foto del duque de Alba.

El partido belga tuvo una reunión el martes pasado tras varios días de debate y negociación, en la que abordaron el tema de la pertenencia a los CRE tras la entrada de Vox.

La Nueva Alianza Flamenca, los nacionalistas flamencos, que dan apoyo al expresidente de Cataluña Carles Puigdemont en Bélgica, continuarán siendo miembros del grupo de 'Conservadores y Reformistas' en el Parlamento Europeo, a pesar de la incorporación del partido de extrema derecha VOX.

Cuestionados sobre la compatibilidad de ambas formaciones en el grupo, un portavoz del grupo CREseñaló a Europa Press que «todos los partidos que están de acuerdo con los principios de CREy son aceptados por el grupo son compatibles».