Miguel Gutiérrez, Inés Arrimadas y Patricia Reyes denuncian el escrache del Orgullo ante la Fiscalía
Miguel Gutiérrez, Inés Arrimadas y Patricia Reyes denuncian el escrache del Orgullo ante la Fiscalía - Efe

Inés Arrimadas exige explicaciones al Gobierno por el «informe Marlaska» de la marcha del Orgullo

Ciudadanos denuncia ante la Fiscalía el escrache sufrido por posibles delitos de «amenazas, injurias y delitos de odio»

Albert Rivera ingresado en un hospital por gastroenteritis aguda

MadridActualizado:

Miguel Gutiérrez, Inés Arrimadas y Patricia Reyes, tres de los diputados que encabezaban la comitiva de Ciudadanos (Cs) el sábado durante la marcha del Orgullo LGTBI, han presentado pasadas las 11.30 horas una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por el acoso sufrido durante esta manifestación.

En la denuncia, a la que ha tenido acceso ABC, el partido reconstruye los hechos transcurridos en un «ambiente totalmente hostil». Habla de «insultos constantes, abucheos e, incluso lanzamiento de diversos líquidos ( entre ellos agua y orín) , vasos de plástico , hielos , latas de cerveza , y botellas tanto vacías como llenas de líquidos, contra sus dirigentes, militantes y simpatizantes del partido».

Un informe de la Jefatura Superior de Policía de Madrid limita lo ocurrido a lanzamiento de agua y de una botella de plástico vacía, algo que ha provocado la reacción de la portavoz nacional de Cs, Inés Arrimadas. Momentos después de presentar la denuncia ante la Fiscalía, ha exigido en declaraciones a los medios explicaciones al Gobierno y se ha referido al citado escrito policial como «informe Marlaska».

«El informe no lo firma nadie. Nadie se atreve a firmar ese informe», ha dicho Arrimadas, y ha añadido: «Vamos a pedir explicaciones para ver quién ha pedido ese informe y sobre todo quién lo ha hecho, porque los logos están mal puestos, el nombre está mal puesto y está sin firmar». La diputada por Barcelona ha aprovechado la ocasión para reclamar a Meritxell Batet, presidenta del Congreso, que convoque una sesión de control al Ejecutivo y ponga en funcionamiento la Cámara Baja para poder preguntar al ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, sobre el informe.

«Hay tres sindicatos policiales que denunciaron lo que sus compañeros sufrieron», continuó, y expresó nuevamente su agradecimiento a la Policía y a los manifestantes que se acercaron a transmitirles su apoyo.

Imágenes, vídeos y artículos de prensa

En la querella, Cs adjunta imágenes en las que se ve a sus miembros con la ropa limpia y, horas después, según avanzaba la marcha, con las vestimentas sucias por el lanzamiento de líquidos. También adjunta artículos de prensa, y vídeos recogidos por medios de comunicación y colgados por Cs en sus redes sociales en los que se ven momentos de tensión. También recogen mensajes que les dirigieron en las redes con amenazas e improperios.

Entre los descalificativos que el partido recoge de la propia manifestación, figuran: «No pasarán», «fuera, fuera», «fachas», «puta» (a Arrimadas), «sois una vergüenza», «gentuza fascista», «falsos», «hipócritas», «traidores», «hijos de puta», «asquerosos», «lamentables», «nazis de mierda», «basura», «cabrones», «fuera fascistas de nuestro Orgullo», «no sois nadie, payasos», «subnormales», «esta bandera la están ensuciando».

En vídeos subidos por Cs a la red social Twitter, también se aprecia a un hombre escupiéndoles y a otro intentando defecar frente a su pancarta. «Toda España ha visto lo que pasó el sábado pasado en el Orgullo. Fue una situación absolutamente intolerable. No cabe en democracia», ha sostenido esta mañana Arrimadas.

La portavoz de Cs, eso sí, ha querido dejar claro que fue «un grupo de radicales intolerantes» el que se dedicó a «expulsar a los miembros de Cs por sus ideas» y ha lamentado que los militantes LGTBI no pudieran manifestarse con normalidad del día del Orgullo. «Eso es una vergüenza».

Pero «lo más grave», como aseguró ya el martes en una entrevista con ABC, «fue que el propio ministro del Interior se dedicó a calentar la calle minutos antes de la propia manifestación». Cs no perdona al titular de Interior que dijese el día del Orgullo que debía tener «consecuencias» el «pactar con la extrema derecha», como reprocha al PSOE que no haya condenado el escrache a los miembros, militantes y simpatizantes de Cs.

En cualquier caso, Cs solo denuncia ante la Fiscalía los hechos acaecidos en el Orgullo para que «depure responsabilidades penales». A Grande-Marlaska solo le reclaman «responsabilidades políticas», por lo que insisten en pedir que se inicie ya la actividad en el Congreso.