Simpatizantes del independentismo vasco durante un partido de fútbol
Simpatizantes del independentismo vasco durante un partido de fútbol - EFE

El independentismo toca suelo en el País Vasco

El número de partidarios de la independencia desciende al 21%, una reducción de cuatro puntos en los últimos seis meses según el último Sociómetro Vasco

BilbaoActualizado:

El apoyo a la independencia toca fondo en el País Vasco. Así lo revela el último sociómetro elaborado por el gabinete de prospección sociológica del Gobierno autonómico, correspondiente al mes de octubre: el número de partidarios del secesionismo cae cuatro puntos en seis meses, al pasar de 25% de respaldo en abril al 21% actual.

Se trata de niveles que remiten al año 2001. Desde entonces, el respaldo nunca había sido tan bajo. De hecho, desde aquel momento se había dado una tendencia alcista, hasta tocar techo con un 28% en 2006. Le siguió una bajada (24% en 2008) y nuevo repunte hasta el máximo de 2014: 30%. A partir de ahí, el descenso ha sido paulatino, nueve puntos en total en un año, coincidiendo con el desafío planteado en Cataluña por Artur Mas y sus socios.

El porcentaje de vascos que se declaran en desacuerdo con la independencia se mantiene inalterable con respecto al sondeo de abril: 32%. Es la opción mayoritaria y supera a aquellos que «estarían o no de acuerdo, según las circunstancias», segmento que acapara al 31% (baja un punto). Por último, los indecisos experimentan un considerable aumento: pasan del 11 al 17%.

Nacionalismo y sentimiento vasco-español

Aunque el sociómetro de octubre se centró, principalmente, en el apartado de «desigualdades sociales y prestaciones», recoge en la sección de «actitudes y valores políticos» preguntas relativas como la citada actitud frente a la independencia o la escala de nacionalismo.

En este punto, el eje se sitúa en un punto intermedio, con un 5 sobre 10 (leve repunte, frente al 4,7), siendo 0 el valor menos nacionalista y 10 el máximo. El 20% se declara nada nacionalista y el 23% muy nacionalista, con un 43% concentrado en la franja del 4 al 6, los apoyos más tibios.

Por otra parte, en la dicotomía «¿Cómo se define, vasco o español?», baja del 44 al 42% el porcentaje -aún mayoritario- de quienes se declaran predominantemente vascos y sube del 37 al 38% el de aquellos que se consideran tan vascos como españoles. Un 7% (baja un punto) se posicionan como predominantemente españoles.