Los legionarios con la cabra en el último desfile del día de la Fiesta Nacional, el 12 de octubre
Los legionarios con la cabra en el último desfile del día de la Fiesta Nacional, el 12 de octubre - Jaime García

El independentismo insiste en expulsar al Ejército

Desde el PDECat y ERC aseguran que dejarlo sin «stand» era una «buena noticia»

BarcelonaActualizado:

La intención de frenar la participación de las Fuerzas Armadas en las ferias educativas catalanas, que a última hora del día quedó aparcada después de que la ministra de Defensa, Margarita Robles, reculara, había satisfecho a las fuerzas independentistas barcelonesas, que consultadas al mediodía por ABC reiteraron que el hecho de que el Ejército no contará con un espacio en salones como el de la Enseñanza de Barcelona era solo una cuestión de justicia con el cumplimiento de las resoluciones aprobadas.

La propia alcaldesa, Ada Colau, que lleva años haciendo público su claro desagrado con la presencia del Ejército en espacios para niños y jóvenes, aseguró ayer que no tenía confirmación oficial de la cuestión y reiteró que la expulsión de las Fuerzas Armadas era «una demanda histórica» del Ayuntamiento de Barcelona, pero también de la Generalitat y del Parlamento catalán, donde recordó que se habían aprobado resoluciones con una «amplia mayoría» y siempre «en base a las instancias de las entidades antimilitaristas y educativas». Colau, con todo, atribuyó al Gobierno toda la responsabilidad en la decisión. En este sentido, fuentes próximas a la alcaldesa recordaron que ya durante la presidencia del socialista José Montilla en el gobierno catalán se votaron proposiciones en la misma línea.

También tanto fuentes del grupo municipal del PDECat como de ERC expresaron a ABC que la ausencia del Ejército en la feria sería una «buena noticia», dado que significaría que se atiende, al final, a una exigencia histórica.

Por el contrario, el líder municipal del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández, se mostró indignado con la medida y se congratuló del giro en la decisión de Defensa. «No hay que dejarse intimidar por la ‘uniformefobia’ de Colau y sí refrendar a las Fuerzas Armadas como garantes de libertad y paz», aseguró a este diario, al tiempo que lamentó que «los titubeos y debilidad del Gobierno del PSOE dan alas al independentismo».

La sociedad civil también había mostrado su rechazo a la iniciativa: una acción en Change.org recogió en menos de 24 horas 15.000 firmas para exigir la presencia del Ejército.