Vista aérea de Barcelona en una imagen de archivo
Vista aérea de Barcelona en una imagen de archivo - Inés Baucells

El independentismo hunde a Barcelona en el ránking mundial de ciudades con mejor reputación

La ciudad condal cae siete puestos en un estudio de «Reputation Institute» teniendo como uno de los motivos principales la tensión secesionista

Tokio es la urbe más valorada mientras que Moscú ocupa el último puesto de la lista

MadridActualizado:

Los constantes desafíos de los independentistas catalanes al Gobierno y los episodios que forzaron la marcha de cientos de empresas del noreste peninsular desde octubre del año pasado han sido determinantes en la recesión de la reputación de Barcelona a nivel internacional. Así lo demuestra el ránking elaborado por la firma estadounidense «Reputation Institute» que, a través de más de 12.000 encuestas, ha calificado las reputación de las grandes ciudades del mundo en un listado donde la ciudad condal ha caído siete puestos en el último año.

Barcelona, que en anteriores ediciones no solía bajar del top-10 en esta lista, se desploma hasta el decimoquinto puesto al sufrir una notable bajada en casi todos los aspectos con los que esta institución determina la reputación. Especialmente remarcable es la caída sufrida en lo relativo a la «calidad institucional», dónde la ciudad ha experimentado su bajón más drástico al ver rebajada su valoración en 4.54 puntos arrastrada, entre otras cosas, por las violaciones del orden constitucional desde la Generalitat y por la gestión de Ada Colau al frente del Ayuntamiento además de los antentados sufridos el pasado año. Las consecuencias sobre su reputación las enarbola el citado informe: la capital catalana pasó de estar valorada con 79.0 puntos en el último ránking para ahora contentarse con una puntuación de 76.5.

La reputación de una ciudad, según explica «Reputation Institute», no sólo se mide por su crecimiento económico, su oferta o la belleza de sus calles, sino que el prestigio de la misma también es determinado por las tensiones geopolíticas, los nacionalismos y el malestar social presente en su territorio. En base a estos argumentos, el hecho de que en Barcelona confluyan estos tres factores como consecuencia de una división social causada por los secesionista que ha llevado a los catalanes incluso a enfrentamientos por la retirada de lazos amarillos, ha sido determinante en la estampida de puntos observada en las encuestas.

De la misma opinión es el es Senior VP Global Accounts & Partnerships de «Reputation Institute», Enrique Johnson. Según el directivo, las tensiones sociales en Barcelona tienen su impacto negativo directo en la ciudad condal y se reflejan a través de datos como los resultantes a la pregunta acerca de si cree que la urbe goza de estabilidad financiera o tiene potencial de crecimiento futuro, donde Barcelona está cae 1,86 puntos mientras que Madrid sube 2,19. Asimismo, Johnson también sostiene que la bajada de la capital catalana en esta lista también está propiciada por otros factores cómo los ataques terroristas.

Madrid mejora su posición

En la otra cara de la moneda se encuentra Madrid, que ha mejorado su posición pasando del puesto 21 al 19. A pesar del ascenso, la capital de España desciende ligeramente su calificación, pasando de 77.0 a 76.1 puntos. En su caso, los motivos de la bajada radican en una pérdida de importancia para los encuestados desde el punto de vista emocional que se compensa con un ligero repunte en el valor concedido a la urbe a la hora de vivir y como lugar propicio para trabajar.

El informe también plasma un descenso generalizado de 1,1 puntos en la reputación de las urbes a nivel global. Acorde con los resultados del estudio, el 38% de los encuestados han valorado que, para que una ciudad tenga un prestigio favorable, lo primero que necesita es un gobierno eficaz. Por su parte, un 35,7% de los participantes del estudio consideran que un entorno atractivo en el núcleo urbano es vital mientras que un 26% mencionó la fortaleza de una economía avanzada como el principal motivo que hay que esgrimir para valorar una localización.

Ránking de las ciudades con mejor reputación en 2018
Ránking de las ciudades con mejor reputación en 2018 - Reputation Institute

A nivel internacional, el ránking sostiene que Tokio es la ciudad con mejor reputación con 81.8 puntos. La capital nipona, que aumentó 11 puestos respecto al año pasado, se alza así en lo más alto del pódium gracias a sus gobernantes ya que, según refleja el informe, son los más valorados y los considerados más efectivos. El resto de urbes también han experimentado variaciones en su puesto ya que tan sólo persisten en el top-10 cuatro ciudades desde el año pasado: Sydney, Copenhague, Viena y Estocolmo; que ocupan de la segunda al quinta posición, respectivamente.

Moscú, la peor valorada

En la otra cara se encuentra Moscú. Entre las urbes calificadas, la capital rusa es la que cuenta con menos reputación este año, con una puntuación de 51.3. A pesar de ello se da la peculiaridad que los rusos le dan a Moscú una calificación media de 73.8, una cifra muy superior a la que le conceden el resto de encuestados del G8, algo poco frecuente en las mediciones de esta compañía.

Uno de los factores más determinantes en esta medición es la seguridad. Copenhagen, que ocupa el tercer puesto del ránking, es la ciudad más admirada por la seguridad mientras que Ciudad de México (tercera por la cola en la lista) se clasifica como la ciudad menos segura. La ciudad centroamericana registró la bajada más pronunciada en esta categoría con 7.2 puntos y se encuentra 26.4 puntos por debajo de la puntuación media de seguridad de una ciudad.

El ránking de las ciudades del mundo con mejor reputación ha sido realizado en base a 12.044 encuestas realizadas a ciudadanos de los países del G8 entre marzo y abril de este año. Los principales criterios con los que se han seleccionado a las 56 ciudades que conforman este informe son el PIB, la población y el nivel de familiaridad. Asimismo, las preguntas realizadas fueron formuladas con el objetivo de conocer la admiración, estima, buena impresión y confianza que sienten los encuestados hacia las urbes partícipes basándose en los atributos de cada una de ellas relacionados con la tenencia o no de una economía avanzada, un ambiente atractivo y un gobierno efectivo.