Los incendios en Cáceres han quemado 7.500 hectáreas y aún no están controlados

Mérida, EFE
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El consejero de Desarrollo Rural, Francisco Javier López Iniesta, estimó hoy que los incendios intencionados declarados ayer en las comarcas cacereñas de Los Ibores y Las Villuercas han quemado unas 7.500 hectáreas y señaló que, aunque no están controlados, sí lo están perimetrados.

Iniesta compareció en rueda de prensa, acompañado de la delegada del Gobierno, Carmen Pereira, y de la consejera de Presidencia, Casilda Gutiérrez, tras la reunión del Comité Asesor del Plan Territorial de Protección Civil de Extremadura, que se reunió en Mérida para analizar la situación.

Tras señalar que no existe peligro para la población y que, de momento, no se prevé desalojar ningún otro municipio, Iniesta destacó que el descenso de las temperaturas ha permitido atacar los incendios "con bastante suerte", aunque aclaró que habrá que esperar a las horas centrales del día para ver su comportamiento real.

Aunque aclaró que es muy difícil cifrar las hectáreas quemadas, estimó que unas 7.500 han ardido entre los seis incendios declarados en la zona y lamentó que "la gran tragedia es que está ardiendo uno de los bosques mediterráneos más emblemáticos de Europa".

Recordó que ayer comenzaron seis incendios, tres de los cuales -los de Cañamero, Alía y Valdecaballeros- se unieron en un perímetro ancho pero "no muy virulento" y, en este sentido, respecto a sus autores, señaló que "parece que se organizaron muy bien y todos los incendios llevaron una dirección de viento para juntarse a una determinada hora".

Detalló que el foco de Alía "está muy tranquilo"; que en las proximidades de la población de Cañamero "no hay nada"; que en Valdecaballeros se ha detectado un nuevo foco sobre este mediodía que "va orientado a juntarse con los demás"; y que el de Guadalupe, en la misma zona, es "muy inestable" debido al viento.

Respecto al foco de la comarca de Los Ibores, indicó que el de Castañar de Ibor está muy perimetrado, de modo que "si el viento no cambia es posible que sea uno de los primeros que caiga".

"No podemos decir que están controlados, pero sí están perimetrados", manifestó el consejero, que añadió que "no estamos tranquilos aún porque los incendios continúan, aunque "la situación es mejor que ayer tarde".

Respecto a la población, hizo un llamamiento a la tranquilidad porque no hay peligro y no se prevé de momento ninguna evacuación más.

En relación a los medios, indicó que 21 aparatos sobrevuelan la zona, así como dos aviones de coordinación y un helicóptero procedente de Castilla y León, mientras que 27 máquinas están realizando cortafuegos y otras 16 están disponibles.

Por otra parte, el consejero de Desarrollo Rural agradeció el interés mostrado por los gobiernos de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía, así como por las ministras de Medio Ambiente y Vivienda, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y echó en falta la llamada del presidente regional del PP, Carlos Floriano.