Una imagen del incendio en La Jonquera - EFE
españa

Cuatro muertos por los incendios «absolutamente descontrolados» de Gerona

Dos personas fallecieron al saltar al mar para huir de las llamas, un tercero lo hizo de un paro cardiaco al verse rodeado por el fuego y el cuarto murió a consecuencia de las heridas en el hospital

barcelona Actualizado:

El trágico balance de los incendios en la Jonquera y Portbou (Gerona), se ha cobrado ya cuatro víctimas mortales y 18 heridos. Por el momento, son cerca de 13.000 las hectáreas que han quedado calcinadas en los fuegos originados este domingo y que han afectado a varios municipios de la comarca catalana del Alto Ampurdá.

Dos de los fallecidos, un padre y su hija, murieron ahogados tras saltar al mar por un acantilado huyendo del fuego. Se trata de un hombre de 60 años y de una menor de 15, ambos de nacionalidad francesa. Además, otro ciudadano francés de 75 años ha muerto en la localidad de Llers tras sufrir un ataque al corazón al verse rodeado por las llamas. Una cuarta persona, también de nacionalidad francesa, que se encontraba hospitalizada en estado grave con quemaduras en el 80% de su cuerpo ha fallecido esta mañana.

«La situación no está controlada»

El incendio originado este domingo en la Jonquera (Gerona) «desborda las capacidades de reacción» de los Bomberos de la Generalitat, debido sobre todo al fuerte viento de tramontana, según ha reconocido el consejero del Interior catalán. De momento ha quemado ya cerca de 13.000 hectáreas de la comarca del Alto Ampurdá y afecta a la circulación de seis carreteras. El incendio de Portbou (Gerona) entró en fase de control sobre las 22.00 horas de este domingo, tres horas después de que se originara. El fuego ha quemado unas 50 hectáreas.

En una rueda de prensa del consejero del Interior catalán, Felip Puig, ha explicado que la situación no está controlada y que la velocidad del viento facilita la propagación del incendio por lo que el fuego «está desbordando cualquier capacidad de reacción, contención y extinción».

Del mismo modo, los Bomberos de la Generalitat han informado de que la situación es «crítica», lo que ha obligado a evacuar a varios habitantes de La Jonquera al tiempo que se ha pedido a los vecinos de otros diez municipios a permanecer en sus casas para evitar riesgos. Los últimos pueblos en recibir esta petición han sido Llers y Pont de Molins, que se han unido a La Jonquera, Agullana, Capmany, Biure, Vilarnadal, Sant climent Sescebes y Masarac, donde los bomberos han pedido a los vecinos que deben quedarse confinados dentro de sus viviendas y cerrar puertas y ventanas.

El fuego avanza con mucha intensidad por el viento de tramontana

Como medida preventiva, los Mossos d'Esquadra han desalojado a los trabajadores de una empresa que se encuentra en el punto quilométrico 6'5 de la autopista AP-7 y están utilizando helicópteros para desalojar a los vecinos de las masías aisladas, que están siendo llevados al pabellón polideportivo de La Jonquera.

El fuego ha afectado al túnel del AVE del Petrús, lo que ha obligado a cortar la circulación de trenes de alta velocidad entre Figueres (Gerona) y Perpinyà (Francia). Además, la circulación de trenes entre Gerona y Portbou no se restablecerá hasta el mediodía de hoy, informa Renfe.

Cortes en la circulación

La autopista AP-7 se ha reabierto a primera hora de la mañana de este lunes en sentido norte cortada desde el domingo por la tarde a causa del incendio, aunque se mantiene cerrado en sentido sur en un tramo de 29 kilómetros desde La Jonquera y en otras cinco vías más, según han informado los Bomberos de la Generalitat.

Las carreteras que permanecen cortadas son la N-II, entre los kilómetros 736 y 779 en La Jonquera; la GI-500, entre los kilómetros 0 y 3, y la GI-501, entre el kilómetro 0 y 7, a su paso por L'Agullana; la GI-504, entre los kilómetros 0 y 14,5 entre los municipios de Terrades y Agullana, y la carretera GI-610, entre los kilómetros 10 y 9, a su paso por Vilajuïga.

También continúa cortada la circulación del Ave, aunque para los trenes convencionales de la línea Portbou-Figueres-Barcelona, los Bomberos han comunicado a las 5 de la madrugada, después de inspeccionarla, que reúne suficientes condiciones de seguridad para ser reabierta.La autopista AP-7 y la carretera N-II, en la Jonquera, están cortadas en los dos sentidos de la marcha. Los vehículos que estaban en estos dos tramos de carretera cuando ha empezado el incendio han quedado atrapados, aunque el fuego se dirige hacia el sur y el peligro es cada vez menor en esta zona.

Cambio en la dirección del viento

Los Bomberos de la Generalitat concentran ahora sus esfuerzos en el flanco derecho del fuego, ya que las previsiones meteorológicas indican que se producirá un cambio en la dirección del norte, que podría hacer aumentar el perímetro afectado por el fuego en esta dirección. Según los efectivos, es importante asegurar que este posible cambio en la dirección del viento no complique más las labores de extinción.

Las dotaciones terrestres siguen trabajando, a la espera de que los medios aéreos desplazados puedan incorporarse a las labores de extinción tan pronto como las condiciones meteorológicas lo permitan.