González, este martes a su llegada al Congreso de los Diputados para declarar sobre la financiación del PP - EFE

Ignacio González dice que Aguirre conocía las presiones de Génova al Gobierno de la Comunidad de Madrid

«Le dije que las actuaciones de Lapuerta no eran razonables, y que prefería no mantener ninguna relación con él. A Aguirre le pareció bien», defiende el expresidente

MadridActualizado:

Esperanza Aguirre e Ignacio González acudieron ayer al Congreso para dar explicaciones en la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP, investigada por la Justicia. Los expresidentes de la Comunidad de Madrid no se encontraron en ningún momento, ya que González compareció primero y se marchó de la Cámara Baja instantes antes de que llegara Aguirre. Sin embargo, antes de irse, le dejó a la exlíder del PP madrileño un recado en forma de declaración que los diputados de los diferentes grupos políticos utilizaron en el interrogatorio de la expresidenta.

González volvió a sostener la versión sobre las injerencias de Génova en el Gobierno de la Comunidad de Madrid que ya había deslizado meses antes en la Audiencia Nacional en su declaración como testigo de la caja B del PP. «Cuando yo llegué de consejero, a mí me llamaba la atención que en algunas ocasiones el tesorero nacional -Álvaro Lapuerta- tenía especial interés en asuntos propios de la Comunidad en cuanto a contrataciones y desarrollos urbanísticos», explicó.

El expresidente matizó que, no obstante, este interés de Lapuerta no hacía referencia a presiones sobre la dirección del gobierno de la región y que «no sospechaba nada» del extesorero; aunque, insistió, «no me parecía razonable el que estuviera interesándose con asiduidad en algunos proyectos, porque estas gestiones le correspondían a la Comunidad».

«No conozco a De Pedro»

En este sentido, González añadió que puso en conocimiento de la presidenta de la Comunidad en aquel momento, Esperanza Aguirre, la opinión que tenía sobre la forma de actuar del tesorero del PP: «Le dije que alguna de las actuaciones de este señor me parecía que no eran razonables, y que prefería no mantener ninguna relación con Lapuerta. A la señora Aguirre le pareció bien».

Un relato que la expresidenta negó solo unos minutos después de que González se marchara de la comisión. «No me informó. Si él lo dice, será verdad, pero pedir información no es ningún delito», sostuvo Aguirre durante su comparecencia en la comisión. Tanto ella como González negaron que conocieran la existencia de una caja B en el PP. Sobre la confesión de la ex jefa de prensa de Aguirre, Isabel Gallego, que admitió pagos del Canal Isabel II a la empresa EICO del informático Alejandro de Pedro -vinculado a la trama Púnica-, a cambio de trabajos para mejorar la reputación online de los dos expresidentes, ambos negaron este hecho. «Jamás he conocido a De Pedro, sus trabajos, ni he ordenado a nadie que le contratara», añadió González.

La expresidenta también insistió en que, hasta donde ella sabe, «no ha habido ninguna financiación ilegal del PP de Madrid», aunque admitió que cometió un «error craso» por no vigilar a los responsables de las cuentas. Aguirre reconoció que como presidenta del PP de la Comunidad de Madrid, cargo que ostentó de 2004 a 2016, «era responsable de todo lo que ocurría en el PP de la región, incluidas las finanzas».

«Yo no monté ningún sistema de financiación, ya estaba cuando llegué», añadió para precisar luego que este sistema no era irregular y que no ha existido una caja B. También dijo que «jamás» ha entrado en la financiación del PP, porque de ello se encargaban otras cuatro personas, pero reconoció que nunca las vigiló, lo que la llevó a dimitir para «depurar responsabilidades políticas».