El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y su homólogo de Izquierda Unida, Alberto Garzón, hoy en el Congreso
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y su homólogo de Izquierda Unida, Alberto Garzón, hoy en el Congreso - EP

Iglesias y Garzón renuncian a saludar al Rey y exigen la república en el 40º aniversario de la Constitución

Izquierda Unida y PCE han presentando una querella para investigar «los delitos de corrupción» de la monarquía

MadridActualizado:

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, han rechazado el saludo protocolario al Rey y han utilizado su declaración durante el acto del 40º aniversario de la Constitución para exigir la república y cargar contra la Monarquía.

«La monarquía en España sirvió para evitar que se diera un golpe de Estado y hay que darles las gracias, pero en 2018 no entendemos que a la jefatura del Estado se acceda por fecundacion», ha criticado Iglesias, dentro de la tónica habitual a la que acostumbra la formación morada en estos actos institucionales. «Apostamos por una España moderna, feminista, con diálogo y para eso hay que hablar de república».

Garzón ha secundado las palabras de su compañero y ha anunciado que su partido y el PCE han presentado una querella para investigar a Don Juan Carlos por posibles delitos de corrupción. El texto le acusa de «cohecho, fraude, tráfico de influencias y de constitución de grupo criminal», entre otros actos delictivos. «Hoy tenemos la presencia de una monarquía que a nuestro juicio no es trigo limpio», ha protestado Garzón, que ha negado que defender la monarquía sea defender España.

Durante la entrada de Don Felipe y Don Juan Carlos al hemiciclo y tras el discurso del Rey, en Podemos no se han levantado ni han aplaudido. «Nosotros no hemos aplaudido, nosotros no aplaudimos la impunidad», ha reprochado en Twitter paralelamente el secretario de Organización, Pablo Echenique, respecto al padre del monarca.

El gesto de protesta, no obstante, no ha tenido mucho efecto porque el grupo parlamentario de Unidos Podemos no está al completo. Los diputados de Podemos y En Marea ya habían anunciado que asistirían al acto, pero que jugarían un papel muy crítico. Garzón, por su parte, es el único parlamentario de su formación que pisa hoy la Cámara Baja. El portavoz de IU no asistía a este acto desde que en agosto de 2011 el Partido Popular y PSOE acometieron la reforma exprés del articulo 135 de la Constitución. Compromís y En Comú Podem también declinaron la invitación.

Reforma de la Constitución

La razón por la que Garzón ha asistido este año, ha revelado, es porque están «alarmados por el relato que se impone en los actos oficiales» donde se «ha olvidado» una parte de la historia y se rechaza resaltar la lucha antifranquista del movimiento obrero.

Iglesias ha reprochado que se hable «de los padres de la Constitución» pero no se ponga de manifiesto «a todas las mujeres que lucharon contra la dictadura». Según el secretario general de Podemos, España logró en el 78 una Carta Magna superior a la de los países del entorno pero que hoy se ha quedado obsoleta y debe ser reformada.

«La Constitución no puede ser una reliquia, sino un instrumento que sirva para proteger los derechos sociales y por ello se tiene que modificar», ha espetado Iglesias. «Los derechos que se consiguieron en el 78 hoy no los disfrutan todos porque hay gente que sufre el paro y jóvenes que han tenido que emigrar», añadió.

Iglesias y Garzón, y los miembros de Unidos Podemos, lucirán durante toda la jornada un símbolo reivindicativo en las solapas que ha sido diseñado por ellos mismos. Se trata de una chapa donde se muestrauna mujer de color morado y se puede leer «república» que, según han explicado, pretende «homenajear al feminismo» y ser un mensaje «de futuro».