Aguado pide a Sánchez que respalde a Guaidó y «echa de menos» a Podemos en la celebración de los venezolanos

Iglesias y Garzón salen en defensa del régimen de Maduro en Venezuela

El líder de Podemos asegura que «a Trump solo le interesa el petróleo. España no debe defender un golpe de Estado»

Actualizado:

El secretario general de Podemos Pablo Iglesias subrayó ayer que el Gobierno de España y la Unión Europea «deben defender la legalidad internacional, no un golpe de Estado» en Venezuela.

A través de un mensaje en de Twitter, Iglesias señaló que al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y a sus aliados «no les interesa la democracia y los derechos humanos en Venezuela». «Les interesa su petróleo», ha apostillado.

El líder de la formación morada lanzó este mensaje después de que el jefe de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, se autoproclamara ayer como «presidente encargado» en el país caribeño.

«España y Europa deben defender la legalidad internacional, el diálogo y la mediación pacífica, no un golpe de Estado», sentenció el líder de Podemos.

En el mismo sentido se manifestó Alberto Garzón, coordinador federal de Izquierda Unida, que también tildó de «golpe de Estado» la autoproclamación de Juan Guaidó, como «presidente interino» del país, en sustitución de Maduro.

«Golpe de Estado en Venezuela. Se ha gestado durante años y tampoco es el primero. Ojalá fracase también este para que se preserve la paz y el diálogo y se rechace la injerencia externa capitaneada por el Gobierno de EE.UU.», ha recogido a través de un apunte en su perfil de Twitter.

Según ha señalado Santiago González esta mañana en Cope y afirman algunos tuiteros, Garzón habría borrado parte de su mensaje en el que llamaba al Ejército venezolano a salir a la calle en defensa de Maduro con la frase: «Espero y deseo que el ejército se mantenga protegiendo la democracia y la paz».

Izquierda Unida ha exigido en un comunicado al Ejecutivo español una «condena rotunda del golpe de Estado en Venezuela» y ha rechazado «el silencio cómplice de la Unión Europea y del Gobierno de España ante los últimos movimientos de la oposición venezolana llamando a escenarios de violencia y asonadas militares».