El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en el Pleno del miércoles - Ángel García | Vídeo: EP

Iglesias llama a Sánchez para proponerle una última oferta y el presidente vuelve a rechazarla

El líder de Podemos valora una oferta de coalición inferior a la de julio para que Sánchez ceda y evitar así otras elecciones generales

Iglesias ofrece a Sánchez que dentro de un año pueda evaluar el funcionamiento de la coalición prescindiendo entonces de los miembros de Podemos

El presidente en funciones transmite que «no se dan ni las bases mínimas de confianza ni un planteamiento de un gobierno cohesionado, coherente y con una única dirección, en una legislatura estable, algo que necesita con urgencia España»

MadridActualizado:

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha llamado esta tarde al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para proponerle una coalición que será «evaluada» dentro de 12 meses en el momento de elaborar los Presupuestos Generales del Estado. Iglesias trata de apretar al PSOE antes de que el Rey inicie la ronda de consultas con los líderes de los partidos políticos el lunes y martes de la semana que viene (días 16 y 17).

«Si después de la aprobación de los Presupuestos Pedro Sánchez considera que la coalición no ha funcionado, Unidas Podemos se compromete a abandonar el gobierno manteniendo el apoyo parlamentario», aseguran fuentes de Podemos sobre esta última oferta. Pese a la sustancial rebaja de posiciones que plantea Iglesias la respuesta de los socialistas ha vuelto a ser negativa.

Fuentes socialistas han precisado por su parte que la conversación telefónica ha durado diez minutos e insisten en que Sánchez «ha manifestado su deseo de tener un gobierno sólido y una legislatura estable y no ir a elecciones generales el 10 de noviembre», pero sin cambiar el discurso en el que lleva desde la investidura fallida.

«El PSOE ha puesto sobre la mesa 5 distintas propuestas, incluido el gobierno de coalición, rechazadas todas por Iglesias», dicen desde el PSOE. Pero lo más relevante es que se rechaza de plano la nueva propuesta de Iglesias. El presidente del Gobierno ha trasladado a Iglesias, que tras la investidura fallida y su rechazo a la coalición ofrecida por el PSOE en julio ya «no se dan ni las bases mínimas de confianza ni un planteamiento de un gobierno cohesionado, coherente y con una única dirección, en una legislatura estable, algo que necesita con urgencia España».

Desde Podemos admiten, como ha publicado hoy ABC, que podrían aceptar una propuesta de coalición que «sea inferior» a la vicepresidencia social y los tres ministerios (Sanidad, Vivienda e Igualdad) que les ofreció en julio el PSOE. Esta fórmula serviría para arrinconar a Sánchez y evitar otras elecciones el 10 de noviembre. Sin embargo, insisten que no aceptarán una oferta «humillante» y piden, al menos, tener competencias para desarrollar «una o dos políticas».

Sánchez ha vuelto a decirle a Iglesias que el espacio de negociación son las reuniones de equipos designados por ambos. Se han celebrado dos reuniones en la última semana de nueve horas de duración en total sin que se produzca ningún avance. El presidente en funciones ha transmitido que el PSOE está abierto a dialogar «siempre y cuando se aparquen propuestas que se demostraron inviables, como la coalición».

Ha sido además el PSOE quien ha desvelado que Iglesias ha transmitido al presidente del Gobierno en funciones que si hay repetición electoral volverá a pedir una coalición, esta vez, sin exclusiones. Algo que significa que Iglesias no volverá a aceptar el veto personal que Sánchez le impuso en el mes de julio y que en estos momentos el líder de Podemos sigue asumiendo.

El último intento

PSOE y Unidas Podemos han encallado. Pero Iglesias está intentando retomar la negociación que el PSOE dio por rota tras la segunda reunión fallida entre los equipos negociadores el pasado martes. «¿Sabe cuántas veces me ha llamado por teléfono desde la investidura fallida? Cero», expresó ayer Iglesias, desde la tribuna del Congreso. «Tendré que llamarle yo», apuntaló.

Iglesias busca el cara a cara con Sánchez porque, como admitió en una entrevista en RT el lunes, cree que fue un «error» no sentarse con Sánchez para la negociación de julio. «Sentémonos usted y yo (...) Sigo en la misma posición, creo que hay una posibilidad de que no haya que llevar al país a elecciones», dijo ayer Iglesias. «Si tiene algo nuevo que plantear, más allá del Gobierno de coalición, convoque a la mesa de negociación», respodió Sánchez lacónico.

Sánchez e Iglesias llevaban sin hablar desde el pasado 20 de agosto, el día que Unidas Podemos presentó un base programática y cuatro alternativas de Gobierno de coalición.