El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy junto a la vicepresidenta, Soray Sáenz de Santamaría esta mañana en la sesión de control - EFE

Iglesias llama delincuente a Rajoy en el Congreso y el presidente le pide explicaciones sobre Irán y Venezuela

El líder de Podemos y el jefe del Ejecutivo vuelven a enzarzarse en la sesión de control a cuenta de la financiación ilegal

MadridActualizado:

La crisis catalana ha dejado paso esta semana a la presunta financiación ilegal del PP como protagonista de la sesión de control. Hacía tiempo que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, no mantenían un rifirrafe de alto voltaje en el Congreso como el que han mantenido este miércoles y que ha acabado con éste acusando al primero de ser «un delincuente».

Iglesias ha utilizado la declaración del exinspector de la UDEF, Manuel Morocho, la semana pasada señalando la existencia de indicios de financiación ilegal en el PP y cobro de sobresueldos en negro por parte del propio Rajoy para considerar a Génova una organización delictiva. A continuación ha lanzado la siguiente pregunta: «¿Sabe cómo se llaman los miembros de las organizaciones delictivas?». Y ha respondido él mismo: «Delincuentes».

Rajoy le ha subrayado que ayer el superior de Morocho, José Luis Olivera, negó la existencia de indicios en su contra y tiró de nuevo de la presunta financiación obtenida por Podemos desde Irán y Venezuela, para pedirle que explique de una vez las sumas obtenidas y el objeto de las mismas.

Pero también le ha exigido que desvele si es cierta la acusación de su exsocio, Enrique Riobóo, respecto a que pagó y cobró en dinero negro. «¿Qué hacía Monedero viajando durante siete años para obtener recursos de Venezuela. Usted siempre me pregunta lo mismo, da la sensacion de que está obsesionado y es lo único que le importa», le ha recriminado.

El jefe del Ejecutivo no ha dudado tampoco en utilizar el descalabro que Podemos está sufriendo en las encuestas electorales para advertirle a Iglesias que «esta forma de hacer oposición no le funciona». «Cada vez que viene aquí tiene menos votos y menos apoyos de los españoles», le ha espetado, antes de prevenirle sobre un motín dentro de su partido. «Acabarán poniéndole a usted una moción de censura y, lo peor de todo esto, para usted naturalmente, es que puede prosperar, sobre todo después de los últimos acontecimientos y después de las últimas decisiones que ha adoptado en Cataluña», remachó.

El PSOE sigue a Iglesias

Iglesias no ha sido el único que ha sacado esta mañana las presuntas irregularidades del PP, que han centrado el duelo parlamentario entre la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. La primera ha utilizado el mismo argumento de Iglesias y se ha apoyado también en la eclaración de Morocho para recriminar a la segunda la ausencia de responsabilidades políticas de Rajoy por el caso Gürtel.

La número dos del Ejecutivo le ha echado en cara la implicación del PSOE andaluz en «el mayor fraude de nuestro país, el de los ERE» y le ha criticado por hacer seguidismo de Podemos. «Usted debería ejercer la responsabilidad que corresponde al líder del PSOE, no parecerse a quien quiere su puesto; no me explico que venga usted a esta Cámara a seguir su estrategia, con la que ya ve como les va», ha señalado en alusión a las encuestas.

Además, la portavoz socialista, Margarita Robles, ha acusado a Rajoy de «opacidad, falta de transparencia y tolerancia con el fraude fiscal». Se ha apoyado una vez más en la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la amnistía fiscal para acusar a Rajoy de «abdicar a su obligación de perseguir el fraude fiscal» y «legitimar» este delito con el objeto de recaudar fondos.

Robles también ha echado en cara a Rajoy que Hacienda hubiera obtenido 8.000 millones si hubiera perseguido con éxito a los defraudadores que se acogieron al fraude fiscal pero al hacer la amnistía solo obtuvo 1.200 millones. «Le exigimos que tengan tolerancia cero con el fraude fiscal. No podemos exigir a los ciudadanos que paguen sus impuestos y contribuyan mientras los corruptos y grandes empresas se acojen a su amnistía fiscal», ha reprochado.

Rajoy le ha respondido recordándole que en los últimos cinco años se han recaudado 65.000 millones, el 48% más que en los cinco años anteriores. «Si somos poco eficaces no le quiero decir la eficacia del anterior Gobierno, que recaudó el 48 por ciento menos», le replicó.

Camisetas y esposas

Como «atrezzo», de la sesión de control, el secretario de Comunicación de Podemos, Juan Manuel del Olmo, ha acudido al hemiciclo con una camiseta que reproducía los «papeles de Bárcenas» y en concreto el nombre de «M.Rajoy».

Por su parte, el portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, ha cerrado su intervención en el Pleno deseando que «un tal M. Rajoy acabe con unas de estas (mostrando en el hemiciclo unas esposas de detención)». Rufián ha acudido al Pleno con una camiseta con los rostro de los siete miembros del anterior gobierno catalán que se encuentran en prisión.