El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, este jueves en el Congreso de los Diputados
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, este jueves en el Congreso de los Diputados - EFE

Iglesias avisa a Tardá y a Rufián: «Veo a algunos amigos nerviosos, relajemos el tono»

El líder de Podemos le recuerda a ERC que fue Oriol Junqueras quien le pidió la reunión y pide «modestia»

MadridActualizado:

El incremento de la tensión entre Unidos Podemos y el Gobierno por un lado, y los partidos independentistas –sobre todo ERC– por otro, preocupa a Pablo Iglesias, que este jueves ha advertido del riesgo que a su juicio supone para las negociaciones permanecer a la ofensiva. Por eso el líder de Podemos le ha pedido a los líderes de ERC que «relajen el tono» y ha insistido en que el diálogo y la «modestia» es lo mejor para las negociaciones.

«Relajemos el tono porque veo a algunos amigos muy nerviosos y tensos», ha afirmado Iglesias. En los últimos días los portavoces de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Tardá y Gabriel Rufián, han mostrado su malestar con el hecho de que desde Unidos Podemos y desde el Ejecutivo den casi por seguro el apoyo de los independentistas al acuerdo presupuestario que alzanzaron la pasada semana. Tardá se llegó a preguntar que harían los de Iglesias si tuvieran a sus líderes en la cárcel y Gabriel Rufián instó al propio Iglesias a acudir a La Moncloa a pedir la libertad de los presos catalanes en vez de acudir a la cárcel a «presionar» para recabar apoyos de cara a la aprobación de las cuentas.

En este sentido, Iglesias les ha recordado que fue Junqueras el que le transmitió que quería hablar con él: «Yo estoy en una reunión que me han pedido», y ha insistido en que «los problemas graves que afronta este país requieren mucho diálogo, mano izquierda y a veces trabajar en silencio poco a poco. A golpe de Twitter no vamos a solucionar la situación de excepcionalidad en Cataluña».

Desde ERC aseguran que no sienten «presión» por la cuestión de los Presupuestos, y que en todo caso quienes deberían sentirse presionados son Sánchez e Iglesias, ya que son ellos los que necesitan sus votos y los que tienen unos plazos para aprobar los Presupuestos. La formación independentista exige una declaración pública del Gobierno instando a la Fiscalía a rectificar sus peticiones de condena para los independentistas encarcelados, una petición que tanto el Ejecutivo como Unidos Podemos rechazan de forma tajante.

Iglesias ha afirmado que es «lógico que la agenda independentista trate de acelerar la libertad de los presos políticos catalanes. Está bien que se hable de eso. Pero también hay unas agendas estatal y catalana importantes». «Sé que la situación de algunos presos y sus familiares es muy difícil. Pero la gente está cansada de tonos chulescos. Si todos somos más modestos y nos guardamos ciertas cosas para otros contextos, nos irá mejor», ha defendido.

También ha insistido en buscar los puntos de acuerdo entre ambas partes: «Hay muchos avances. Ha costado mucho llegar a donde estamos. Dialoguemos primero, y si no hay acuerdo, qué le vamos a hacer. Igual no podemos hablar de nada, pero yo creo que se puede hablar de muchas cosas porque hay agendas que van en carriles paralelos», ha reiterado. En este sentido ha explicado que él está de acuerdo con «acabar con la judicialización de la política en Cataluña» y en que «hay que trabajar para que los dirigentes encarcelados salgan».

Sobre posibles reuniones con otros líderes, Iglesias ha anunciado que se reunirá con el portavoz del PDECat en el Congreso, Carles Campuzano, la próxima semana.