Pablo Iglesias, secretario general de Podemos - EFE / Vídeo: Atlas

Lastra desmiente a Montero y urge a Podemos aclarar si «va a volver a votar contra un presidente de izquierdas»

Desde Unidas Podemos deslizan que el plan del líder socialista pasa porque Ciudadanos facilite la votación con una abstención

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La portavoz en el Congreso de Podemos, Irene Montero, ha echado una pala más de carbón al fuego. En los pasillos de la Cámara Baja, Montero ha asegurado que Pedro Sánchez le comunicó a Pablo Iglesias durante la reunión de ayer en La Moncloa que quería lograr el apoyo de la derecha para ser investido.

«El candidato a la Presidencia nos ha comunicado que prefiere de momento buscar el apoyo de la derecha e ir posiblemente a una investidura fallida sin negociar nada», ha aseverado Montero, habida cuenta de que tanto Ciudadanos como el Partido Popular no están dispuestos a abstenerse. Además, fuentes del grupo parlamentario de Unidas Podemos aseguran incluso que Sánchez busca a toda costa que sea el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien le facilite la investidura a través de la abstención y que en eso seguirá trabajando.

Unas palabras a las que ha respondido Adriana Lastra. La vicesecretaria general del PSOE, en declaraciones a los medios, ha desmentido la versión de Montero. «No entiendo las declaraciones de Irene Montero porque no es así. No es esa la realidad», ha dicho la socialista, que ha aprovechado para mandar un mensaje directo al líder de Podemos. «Aclare si lo que está diciendo es si va a volver a votar en contra de la investidura de un presidente de izquierdas de la mano del PP, Ciudadanos y Vox», ha señalado, en referencia a lo acontecido en la investidura de Sánchez de 2016. Lastra ha ido más allá y ha aseverado que Unidas Podemos es, desde las elecciones, el «socio preferente» del PSOE.

Iglesias insiste en el gobierno de coalición

La puerta está abierta, pero podría cerrarse de golpe. Después de amenazar ayer con votar en contra de la investidura, el secretario general de Unidas Podemos ha expresado este miércoles que el acuerdo con Sánchez para un Gobierno de coalición «está más cerca de lo que puede parecer». La presión hasta el último minuto porque las posturas siguen alejadas.

El enrocamiento de Iglesias con la coalición hizo que durante su reunión con el presidente del Gobierno en funciones no rechazara votar en su contra, según revelaron ayer fuentes socialistas. Sin negar esa posibilidad, el líder de Podemos, durante la inauguración de unas jornadas en el Congreso sobre los servicios públicos, ha señalado este miércoles que «la preocupación que tienen algunos» es un elemento «revelador» de que el acuerdo se acerca.

«Estamos cerca de ese gobierno de coalición, aunque haya que esperar dos meses y medio para que eso ocurra», ha expresado Iglesias, dando por sentado que Unidas Podemos no descarta votar en contra de Sánchez en la investidura de julio. El líder de Podemos está jugando con fuego consciente de que la Constitución establece que «si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras» y convocará elecciones. Es decir, que Sánchez podría volver a intentar ganarse el apoyo de Iglesias en ese lapso de tiempo si la primera investidura fuese fallida.

«Que Sánchez se aclare»

El líder de Podemos ha expresado que su formación no hará caso a las promesas y que solo moverá ficha «a partir de las garantías». Iglesias, eso sí, ha sido tajante al asegurar que la única vía para que se cumplan las medidas pactadas será configurar un gobierno bicolor entre PSOE y Podemos.

Iglesias exhortó ayer a Sánchez a que «se decida» entre ellos o un pacto con la derecha. Durante la conversación en La Moncloa, que duró más o menos una hora, el líder de Podemos pidió sin éxito al socialista «que le aclare cuál es exactamente su posición» y qué papel quiere para su partido en el futuro Gobierno. Sobre todo después de los giros discursos de algunos dirigentes socialistas durante los últimos días.

En su discurso de esta mañana, según informa Efe, Iglesias ha recordado al presidente del Gobierno en funciones que tiene dos opciones. Por un lado, el plan A, que es un acuerdo con la derecha y «doblar el brazo a Albert Rivera»; por otro, el B, que es un gobierno de coalición con Unidas Podemos.