Iquel Iceta, ovacionado a su llegada al 8º Congreso del PSE
Iquel Iceta, ovacionado a su llegada al 8º Congreso del PSE - EFE

Iceta pide a los catalanes que no acudan a votar para no «dar valor» al referéndum

Pedro Sánchez reclama una actualización de la Carta Magna para que recoja la «diversidad territorial» de España

BilbaoActualizado:

Mikel Iceta ha pedido a los ciudadanos de Cataluña que no acudan mañana a votar. El secretario general del PSC, que ha abierto el octavo congreso de los socialistas vascos que se celebra este sábado en Bilbao, ha subrayado la importancia de «no dar valor» a un acto al que se niega a llamar referéndum: «Demasiados socialistas cayeron en la lucha por la democracia como para otorgar el nombre de democracia a algo que no lo es», ha alegado. En este sentido, ha destacado que la consulta no solo es ilegal, sino que además quiere «deshacer un empate por la mínima» a través de la búsqueda de «vencedores y vencidos».

Iceta, que nada más concluir su alegato ha tenido que regresar a Barcelona, ha afirmado que la jornada de mañana representa «el fracaso de la política en Cataluña y en España». A su juicio, a la falta de diálogo del Estado se ha añadido «el error aún peor» de aquellos que han «decidido saltarse la Ley». Algo que quedó patente en la Cámara autonómica los pasados 6 y 7 de septiembre, cuando los secesionistas «fulminaron» el Estatuto de Autonomía y la Constitución española: «Nunca en tan poco tiempo se habían cometido tantos disparates», ha manifestado el líder del PSC.

En este sentido, el dirigente socialista ha afirmado que su partido quiere «buscar un acuerdo que pueda reunir mucho más que la mitad más uno». Un proceso que comenzará este mismo domingo, ha puntualizado Iceta, que ha instado a las instituciones de Cataluña y el resto del Estado a mantener una «voluntad de diálogo».

Reforma constitucional

Al acto de los socialistas vascos, cuya formación cumple 40 años, ha acudido también el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ha abogado por reformar la Constitución para que se vea reflejada en ella una España «que no es la misma que la de 1978».

En la misma línea que Iceta, el mandatario madrileño ha criticado el poco «sentido común» del que a su parecer ha hecho gala el Ejecutivo central respecto a la crisis catalana: «La política de bloques es la que nos ha llevado a esta situación», ha afirmado Sánchez, que ha añadido que ahora «no es el momento de siglas ni ideologías», sino «de ser generosos» y «anteponer la convivencia» a todo lo demás.

Por otro lado, el líder socialista ha destacado que el impulso de la Ley de referéndum fue un «atropello de la institucionalidad catalana», pues «no existe una democracia unilateral ni a la carta». Por ello, Sánchez ha defendido que el PSOE no participará en el proceso secesionista, que, a su parecer, ha «fracturado» a la sociedad catalana.

«Ni España es Rajoy ni Cataluña es Puigdemont», ha subrayado Sánchez, que ha abogado por una «España plural» en la que la «diversidad territorial» sea reconocida.