Hoteles de lujo, miles de apartamentos y otro puerto

J.C. SEVILLA
Actualizado:

El proyecto «Sovereign Bay» se localiza en el lado este del Peñón, y tiene un coste de 1.966 millones de euros. Visto sobre un mapa, consiste básicamente en ganar terreno al mar para construir un complejo residencial y recreativo en aguas españolas, eso sí. El proyecto, de Norman Foster, comenzó a construirse en 2004 y está previsto que esté concluido en 2014.

En «Sovereign Bay» habrá al menos dos hoteles de lujo, un puerto deportivo con capacidad para 500 atraques, con una boutique especial para los cruceros. El complejo residencial incluye apartamentos con piscinas privadas, terrazas y vistas al mar. No faltará el «spa» con su correspondiente hotel. El complejo estaría preparado para soportar olas de seis metros de altura durante cien años de tormenta.

El alcalde de La Línea de la Concepción (Cádiz), Juan Carlos Juárez (PP), lleva cuatro años aguardando a que las autoridades gibraltareñas le faciliten el estudio de impacto ambiental relativo a un macroproyecto turístico. Juárez, ante esta falta de respeto y constatados los efectos medioambientales negativos que los rellenos de la zona se han producido en el litoral linense, ha anunciado que se reserva la adopción de todas las medidas, incluidas las legales.

Torres de apartamentos

En declaraciones a ABC, el alcalde de La Línea se remonta al año 2005, cuando se anunció por primera vez la realización del proyecto, a base de un puerto deportivo, torres de apartamentos, centros comerciales, hoteles, restaurantes, etc.

Viendo el beneficio económico que la actuación podría tener para su municipio, Juan Carlos Juárez, se interesó asimismo por conocer la repercusión medioambiental, y en los estudios previos elaborados con cargo al Ayuntamiento se llegó a la conclusión de que los rellenos previstos tendrán una repercusión negativa en La Línea. Visto lo cual, Juárez solicitó oficialmente al Gobierno español, vía Ministerio de Asuntos Exteriores, el estudio de impacto ambiental. «Eso fue en 2005, estamos en el 2009 y a mí nadie me ha enviado el documento, algo que se acerca al delito ecológico».

Por ahora «de ese proyecto lo único que se ha hecho son los rellenos», aseguró Juárez. Y puso en duda que se vaya a hacer realidad algún día en su totalidad. «Sólo al que asó la manteca se le ocurre un puerto en saliente con lo que azota el levante allí, y donde hay una gran diferencia de alturas».

Por todo ello, Juárez no dudó en criticar la actitud de las autoridades gibraltareñas, la tibieza del Gobierno español por la falta de presiones ante una situación que medioambientalmente puede ser irreversible, y el comportamiento de la Junta de Andalucía, «que a pesar de tener las competencias, ahí no se mueve nadie».