Un hilo de esperanza para Nayara

Susana y Nayara siguen juntas. La paralización momentánea de la decisión sobre su custodia les...

Actualizado:

Susana y Nayara siguen juntas. La paralización momentánea de la decisión sobre su custodia les da algo de esperanza. Cuando Nayara contó que sufría abusos, Susana dejó de enviarla a las visitas con su padre. La niña se niega a volver con él. Por eso continúan lejos de casa. Susana tiene miedo de que el padre intente llevársela. Su caso es un laberinto judicial plagado de decisiones que siempre le han perjudicado. La juez de Talavera tuvo en cuenta un informe psicológico que alegó el falso Síndrome de Alienación Parental. Un supuesto trastorno que rechaza la OMS y en el que Consejo General del Poder Judicial recomienda no escudarse. -Redacción-