La hermana de Guardiola pierde su «embajada catalana» en Dinamarca

Francesca Guardiola este destino después de haber tenido que cesar como directora de Relaciones Exteriores

Actualizado:

En Dinamarca, la 'embajadora' es Francesca Guardiola, hermana del entrenador del Manchester City Pep Guardiola, que ocupó este destino después de haber tenido que cesar como directora de Relaciones Exteriores porque el Tribunal Constitucional anuló hace un año, parcialmente, la ley de acción exterior catalana.

El Gobierno ha decidido mantener abierta una de la docena de oficinas, la de Bruselas, pero ha cesado al delegado, Amadeu Altafaj, un alto cargo al que la Generalitat puso el nombre de «representante permanente» ante la UE, a imagen del nombre que reciben los embajadores de los Estados ante las instituciones y que tuvo que dejar de usar por orden del Tribunal de Justicia de Cataluña.

Además de en Bruselas, la Generalitat tiene oficinas en Francia, Reino Unido e Irlanda, Alemania, Estados Unidos, Canadá y México; Austria, Italia, Portugal, Croacia, Polonia, Dinamarca y Ginebra. También anunció la apertura de otras dos en Marruecos y la Santa Sede, pero no nombró delegado.

El Gobierno ha cesado también al patronato del Diplocat, el consorcio público-privado de diplomacia pública que recibe 2 millones de euros al año y que ha promocionado el proceso independentista en el exterior.

En los últimos meses ha sido fácil encontrar declaraciones de los delegados explicando su papel durante los preparativos del referéndum. «Tenemos que sensibilizar y hablar con la gente», decía el pasado mes de junio el delegado en Austria, Adam Casals, al portal 'Vilaweb'.