Hallan 1.140 kilos de cocaína entre lotes de turrón y cava

BARCELONA. ABC
Actualizado:

La Policía Nacional se incautó el pasado lunes de un alijo de 1.140 kilos de cocaína camuflados en la mercancía de un camión que transportaba lotes navideños. Según fuentes del Cuerpo, el valor de la droga en el mercado ascendería a miles de millones de pesetas. Los hechos ocurrieron en uno de los peajes de la autopista A-7 que conecta Barcelona y Lérida. En uno de los operativos de control que la Policía establece rutinariamente en los enlaces terrestres de la provincia de Barcelona con el objeto de detectar anomalías, el azar quiso que uno de los puntos donde se establecieron los dispositivos fuese el peaje de Martorell (Barcelona). Sobre las doce del mediodía, los agentes que participaban en el operativo, y que pertenecen a la Segunda Unidad de Intervención de la Policía, se apercibieron de que uno de los vehículos estacionados, un camión de transporte, constaba como sustraído.

Tras dirigirse al conductor del camión, Pablo G. Z., de 33 años, y comprobar que se trataba de su propietario, éste ofreció, según la propia Policía, una confusa explicación sobre el hecho, y tampoco pudo aportar documento alguno sobre el origen de la mercancía que transportaba, lotes de productos navideños. Además, los agentes comprobaron que el conductor tenía antecedentes por delitos contra la propiedad.

EN EL FONDO DEL CAMIÓN

Al proceder a inspeccionar la carga del camión, los agentes hallaron diversas cajas que contenían turrones y botellas de cava. Tras las primeras filas, descubrieron en el fondo del camión otras 57 cajas de la misma apariencia que las anteriores, aunque cada una con 20 paquetes de un kilo neto de cocaína, lo que supone una carga total de 1.140 kilos de esta droga, descontado el peso extra de embalaje.

Tras el descubrimiento, el condutor del vehículo quedó inmediatamente detenido y pasó a cargo de la Sección de Estupefacientes. Una vez haya prestado declaración, pasará a disposición judicial, en la localidad de Martorell.La Delegada del Gobierno en Cataluña, Julia García-Valdecasas, señaló que el camión procedía de Barcelona y, probablemente, la droga era transportada a Madrid. La delegada aseguró que la incautación formaba parte de una operación de gran envergadura de la que, dijo, «no podemos dar más detalles porque la investigación está en marcha» y no se descartan nuevas detenciones.