Vídeo: Vea l inttervención de Luis de Guindos, ministro de Economía, en el Congreso - EFE

El PIB se desplomaría un 30% y no habría acuerdos comerciales: la ruina de una Cataluña independiente

El ministro de Economía, Luis de Guindos, advierte en el Congreso que el territorio entraría en recesión y perdería soberanía

MadridActualizado:

A punto de consumirse las posibilidades de rectificación del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha querido dibujar este miércoles el futuro económico de una Cataluña que se declarara independiente de España.

[ Sigue al minuto toda la información sobre la crisis catalana]

En el Congreso de los Diputados, donde constará para la posteridad en el diario de sesiones, Guindos ha apuntado una a una la concatenación de consecuencias económicas que llevarían a esa comunidad autonóma prácticamente a la ruina, y ha contrapuesto esta previsión con la situación actual de Cataluña como uno de los motores de la economía española.

Ante la presencia, hoy sí, de ERC y PDeCAT -también de Podemos-, el ministro de Economía ha recordado que una Cataluña independiente no solo quedaría fuera de España sino también de la Unión Europea y la zona euro lo que, automáticamente, la eliminaría de todos los tratados comerciales de los que se beneficia ahora.

«El 70 por ciento de sus productos estarían sometido a aranceles», ha proseguido Guindos, quien también ha recordado que los bancos catalanes no tendrían la cobertura del Banco Central Europeo y ello provocaría una «contracción de crédito importante» que dañaría el consumo, las inversiones empresariales y particulares y, con ello, la creación de empleo y la creación económica hasta llevar al nuevo territorio a la recesión. En concreto, ha anticipado una caída del PIB «del 25 o 30 por ciento» al tiempo que la tasa de paro «se doblaría».

Guindos también ha subrayado que, como consecuencia de su salida de la zona euro, Cataluña tendría que crear su propia moneda y ha asegurado que nacería «muy depreciada» por lo que la inflación -subida de los precios- «sería muy elevada». Como resultado, una Cataluña independiente «sería mucho menos autónoma y tendría menos soberanía que como parte de España, de la UE y de la zona euro».

En contraposición a este «desgarro», Guindos ha recordado que la economía española lleva «tres años de recuperación» estando creciendo Cataluña «por encima de la media». «Ése es el rumbo la situación, estábamos saliendo de la crisis y recuperando niveles de empleo que nunca debimos perder», ha señalado.