La guerra de Irak es el asunto con más debate en las Cortes desde que Aznar llegó al poder

La Junta de Portavoces del Congreso se reúne hoy para fijar la comparecencia del presidente del Gobierno, que podría celebrarse mañana

MADRID. J. L. L.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La presidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudi, ha convocado para hoy la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja con el objetivo de fijar fecha a la comparecencia anunciada por el presidente del Gobierno, José María Aznar, para dar explicaciones sobre el atentado que costó la vida a los siete agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en Bagdad. La intención del Ejecutivo es que el Pleno se celebre el día siguiente de los funerales por los militares asesinados y la jornada de luto decretada por el Gobierno. La comparecencia podría tener lugar mañana.

Aunque la oposición se queja de que el presidente del Gobierno ha comparecido poco en el Parlamento para debatir sobre la crisis de Irak, lo cierto es que el conflicto bélico en ese país se ha convertido en el asunto que más ha sido debatido por José María Aznar en el Congreso desde que llegó al poder en 1996. El jefe del Ejecutivo ha participado en cinco debates específicos sobre Irak en las Cortes y ha contestado a un total de 19 preguntas orales en el Pleno. Diversos miembros de su Gobierno han participado también en una veintena de comparecencias monográficas y han respondido a más de cien preguntas orales ante la Cámara.

Las peticiones de la oposición

No ha habido semana, desde que se originó el conflicto, que la oposición no haya pedido la presencia del jefe del Ejecutivo en el Parlamento. La última vez que se produjo esa reclamación fue el pasado martes, durante la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso. El PSOE e IU, que subrayan que Aznar no comparece en un debate monográfico desde que acabó la guerra, insistieron el martes en que ya son «demasiadas» las ausencias de Aznar en el Parlamento y lamentaron que, tras reconocer errores respecto a Irak, no saque «la conclusión necesaria de que es preciso cambiar la estrategia para que ese pueblo tenga futuro».

El PP se encargó de argumentar en cada reunión de la Junta de Portavoces que no se daban «circunstancias nuevas» que justificasen una comparecencia de Aznar y recordó que el Gobierno «no participó en esa guerra, sino en la posguerra y con ayuda humanitaria».