Inmediaciones de la casa de concejal de IU en Llanes, Javier Ardines - EFE | Vídeo: La autopsia confirma la muerte violenta del Concejal de IU, Javier Ardines ATLAS

La Guardia Civil busca conflictos del concejal asesinado en Llanes

Los agentes tomarán declaración al grupo de amigos que lo visitó en su casa el día antes del crimen

Llanes (Asturias)Actualizado:

Conocer en detalle cómo fueron las últimas semanas de vida del concejal de Izquierda Unida en Llanes, Javier Ardines, para saber si se produjo algún conflicto que pudiese haber motivado su brutal asesinato, a golpes, en la mañana del pasado jueves. Es el objetivo que persiguen los agentes de la Comandancia de Gijón de la Guardia Civil encargados de llevar a cabo la investigación y que continúan trabajando con el entorno del fallecido para tratar de obtener todos los datos y pistas posibles.

Además de preguntar a sus familiares y amigos más cercanos si habían notado algo raro o sospechoso últimamente e interesarse sobre los motivos que hubiesen llevado a alguien a matarlo, los investigadores tratan de recomponer los encuentros y conversaciones que mantuvo el edil y pescador llanisco en los días previos a su muerte en busca de posibles indicios acerca del autor o autores de un crimen que ha conmocionado a toda la región.

Según ha podido saber «El Comercio», la toma de declaraciones podría extenderse en los próximos días a los compañeros de gobierno del concejal, así como a los propios trabajadores de la plantilla municipal. También al grupo de amigos que asistió a una parrillada organizada por Ardines el miércoles, un día antes de su muerte.

En las últimas horas la investigación ha seguido la línea iniciada el pasado jueves, centrada en recabar datos acerca de la rutina del concejal y en analizar los objetos e indicios recogidos en la escena del crimen, como las tres vallas de obra amarillas que la persona o personas que cometieron el asesinato colocaron en medio del camino que debía tomar Ardines para obligarle a bajarse de la furgoneta que conducía.

Los investigadores ya saben de dónde salieron esas vallas, que según adelantaba ayer este diario fueron en su día propiedad de una empresa constructora local que quebró y las regaló a varios vecinos del concejo. Se da la circunstancia de que en un descampado ubicado a escasa distancia del camino de Belmonte de Pría donde tuvo lugar el trágico suceso hay un gran número de vallas similares a las utilizadas para tender una emboscada al edil.

Además, muchas de las viviendas ubicadas en el camino de la localidad de Belmonte de Pría en el que un vecino encontraba el cadáver del edil a las ocho de la mañana del jueves cuentan con sistemas de videovigilancia, cuyas grabaciones podrían ser de ayuda a los investigadores a la hora de identificar al autor o autores del crimen.