Griñán no logra apaciguar la crisis de los socialistas malagueños

J. M. CAMACHOMÁLAGA. El proceso asambleario en el PSOE de Málaga para elegir a los 63 delegados al Congreso regional, que relevará a Manuel Chaves al frente de la Secretaría general, comenzó anoche en

Actualizado:

J. M. CAMACHO

MÁLAGA. El proceso asambleario en el PSOE de Málaga para elegir a los 63 delegados al Congreso regional, que relevará a Manuel Chaves al frente de la Secretaría general, comenzó anoche en la Agrupación Socialista Centro, la mas importante de la capital malagueña. No hubo sorpresas porque previamente los dos sectores enfrentados en la agrupación habían pactado los delegados.

Oficialmente se insiste en el «apoyo firme» y «respaldo unánime» al proyecto político que representa el presidente andaluz, pero el futuro hasta el congreso de Sevilla se presenta incierto, ya que la división existente en el seno del socialismo malagueño es notoria, salvo que intervenga el propio Griñán para apagar una mecha que lleva encendida hace tiempo.

«La crisis en el PSOE de Málaga es palpable, aunque se pretende dar una imagen de normalidad», señalaron fuentes socialistas. La crisis afecta al secretario provincial, Miguel Angel Heredia, al presidente de la Diputación, Salvador Pendón, y al consejero de Turismo, Luciano Alonso, que encabeza junto con el profesor Fernando Arcas el sector crítico que perdió el último congreso provincial.

Heredia controla un importante número de agrupaciones; Pendón tiene el apoyo de las alcaldesas de Vélez-Málaga, María Salomé Arroyo, y Rincón de la Victoria, Encarnación Anaya, entre otros regidores municipales, y Alonso cuenta principalmente con el respaldo de los alcaldes de Estepona, David Valadez, y Coín, Gabriel Clavijo.

Por otra parte, en el PSOE circulan cada vez con mas insistentes los rumores de que la consejera de Cultura, Rosa Torres, y la directora general de Promoción y Comercialización Turística, Monserrat Reyes, serán las candidatas a Antequera y Torremolinos.