Comparecencia de Grande-Marlaska en la Comisión de Interior en el Congreso este miércoles
Comparecencia de Grande-Marlaska en la Comisión de Interior en el Congreso este miércoles - EP

Grande-Marlaska, sobre el acercamiento de etarras: «Habrá traslados, pero con criterios de legalidad»

El ministro del Interior ha prometido que consultará a las víctimas «antes de tomar cualquier decisión» mientras que el PP le acusa de «pagar» con estas políticas los votos del PNV en la moción de censura

MadridActualizado:

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que habrá traslados de presos de ETA hacia cárceles vascas, pero siempre bajo criterios de «legalidad». Así lo ha manifestado durante su comparecencia en la comisión extraordinaria de Interior que se celebra esta mañana en el Congreso de los Diputados.

«Habrá traslados, pero con criterios de legalidad e individuales», ha subrayado Grande-Marlaska», quien sin embargo ha indicado que contactará con las víctimas «antes de tomar cualquier decisión».

Como en anteriores intervenciones parlamentarias, Grande-Marlaska se ha mostrado molesto especialmente con los populares, a quien ha reclamado «lealtad al Estado» en lo referente a la política penitenciaria. Ha recordado que este verano se produjeron los traslados desde Asturias a Basauri (Vizcaya) de los presos de ETA Olga Sanz Martín y Javier Moreno Ramajo, aunque cumpliendo con lo aprobado por Instituciones Penitenciarias cuando gobernaba Mariano Rajoy.

En su intervención inicial, Grande-Marlaska ha defendido que los traslados penitenciarios no son propiamente beneficios en lo referente a la progresión de grados.

El Partido Popular, sin embargo, ha mantenido la petición de explicaciones al entender que, como recoge Europa press, sí ha habido un cambio como «pago por los votos» del PNV y otros partidos nacionalistas para que Pedro Sánchez fuera investido como presidente del Gobierno. «El PP será garantía de que la humillación a las víctimas no se produzca», ha defendido Marimar Blanco, que ha preguntado al ministro si comparte la tesis del Gobierno vasco de que se deben acercar también a los presos «más duros».