Los gobiernos del PSOE que amenaza con romper Podemos por su abstención

Echenique amenaza al presidente aragonés con quitarle el apoyo parlamentario

Actualizado:

Podemos volvió a apretar este lunes al PSOE con la posibilidad de hacer caer los gobiernos autonómicos socialistas que dependan de su apoyo, por la decisión del Comité federal de permitir el Gobierno de Mariano Rajoy. La presión es generalizada, aunque en la dirección morada siempre han celebrado el papel desempeñado por la presidenta balear, Francina Armengol, en su defensa del «no» al PP.

La portavoz adjunta en el Congreso y jefa de gabinete de Pablo Iglesias, Irene Montero, marcó la postura oficial de la formación: «Defenderemos a los compañeros que decidan cambiar los términos de los acuerdos o romper los acuerdos si es que se entiende que el PSOE no va a cumplir con los términos para los que esos acuerdos fueron hechos». En este sentido, Montero apuntó que es «muy difícil de creer que los socialistas puedan cumplir sus compromisos autonómicos a la vez que «va a entregar las tijeras» a Rajoy.

Consulta a la militancia

Podemos ensaya en Aragón su nueva ofensiva contra el PSOE en la arena autonómica. Este lunes, el líder regional de Podemos y número 3 del partido a nivel nacional, Pablo Echenique, acusó al presidente aragonés, el socialista Javier Lambán, de haber «entrado en barrena» por favorecer la abstención del PSOE para la investidura de Rajoy. Pidió a los militantes de Podemos que «tomen nota», y dejó en sus manos el romper o no con el PSOE aragonés -y el tumbarle, o no, los presupuestos de 2017-. El resultado de esa consulta a la militancia de Podemos se sabrá el 9 de noviembre. Mientras, Lambán advierte a Echenique de que traicionará a sus electores si dinamita las «políticas de izquierdas» con una guerra contra el PSOE. Podemos facilitó la investidura de Lambán, pero no entró en el Ejecutivo regional, que está en minoría. El PSOE está decidido a seguir gobernando en Aragón aunque no logre aprobar las cuentas de 2017 y tenga que prorrogar los presupuestos.

Acuerdo del Botánico

En el caso de la Comunidad Valenciana, Podemos es consciente de que no puede apostar por la ruptura pese a su división interna. La formación morada apoya al Gobierno del socialista Ximo Puig y de Mónica Oltra (Compromís) desde fuera a través del llamado Acuerdo del Botánico, pero ya ha advertido de que su actitud cambiará. «El PSOE y Puig han puesto el pacto en peligro. Ya no hay margen de confianza y vamos a ser más vigilantes y exigentes», afirmaba ayer su líder, Antonio Montiel.