Un militar explica la oferta laboral en el Salón de la Enseñanza de Barcelona de este año - INÉS BAUCELLS

«El Gobierno y Defensa humillan con esta cesión al Ejército»

PP y Cs piden al Ministerio de Defensa que reconsidere su decisión de impedir que el Ejército acuda a las ferias educativas de Cataluña. Decepción entre los militares consultados

Barcelona/MadridActualizado:

PP y Ciudadanos valoraron como «lamentable» e «inaceptable» la decisión del Ministerio de Defensa de impedir que las Fuerzas Armadas participen en el próximo Salón de la Enseñanza de Barcelona (20-24 de marzo), así como el del Espacio del Estudiante de Valls (Tarragona), que se celebrará la semana anterior.

Andrea Levy, diputada autonómica y vicesecretaria general de Estudios y Programas del PP, señaló a ABC que el Gobierno lo que tiene que hacer el Ministerio que dirige Margarita Robles es todo lo contrario a «esta estrategia de apaciguamiento en relación al nacionalismo» y recomendó al Ministerio que «recupere espacio en Cataluña».

Desde el PP

La dirigente popular destacó que hasta ahora «era normal que los independentistas criticasen a las Fuerzas Armadas pero lo que es insólito es que sea el propio Ministerio de Defensa quien renuncie a explicar lo que son los Ejércitos modernos en un Estado de Derecho».

En este mismo sentido, la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, lamentó desde su cuenta de Twitter la determinación del Ministerio de Defensa: « Una lamentable decisión del Gobierno, que cede a los independentistas. Nuestras Fuerzas Armadas son garantes de nuestra libertad y el orgullo de todos los españoles». Una posición que reiteró la líder del PP en Gerona, Concepció Veray, defensora de la presencia del Ejército en la feria gerundense ExpoJove: «El Gobierno de Sánchez le hace el juego a los separatistas y a los populistas, que lo único que buscan es desprestigiar las instituciones del Estado. Las Fuerzas Armadas hacen una labor encomiable como garantes de la seguridad y la libertad de todos nosotros, y es de justicia agradecérselo».

Por su parte, desde Ciudadanos, su portavoz en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, en declaraciones a este diario criticó la decisión del Ministerio: «Es una renuncia inaceptable. El Gobierno de Sánchez y su ministra humillan con esta cesión al Ejército, que es una de las instituciones más valoradas por los españoles. Esta renuncia es un agravio a las academias de formación militar que solo obedece al precio que Sánchez está pagando por mantenerse en La Moncloa». ABC se puso en contacto con el PSC para obtener una valoración al respecto pero nadie de los socialistas catalanes quisieron «decir nada».

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, valoró la decisión del Ministerio de Defensa como un «suma y sigue» y un «Sanchismo en estado puro».

Por otra parte, fuentes militares consultadas por ABC, bajo condición del anonimato, reprueban la decisión de la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza (Digerem) «aunque se acata con decepción y tristeza».

Consideran que en los últimos años «se había hecho un gran trabajo con las jornadas de puertas abiertas de los cuarteles y explicación de la oferta laboral de las Fuerzas Armadas en Cataluña, una región donde más allá del momento político recibimos un gran cariño de una parte de la sociedad. Hay que estar ahí».

En lugar de la participación en el Salón de la Enseñanza de Barcelona, el Ministerio de Defensa prepara una conferencia sobre la contribución de las Fuerzas Armadas al desarrollo de la investigación científica, tal y como informó ayer ABC.