Los puntos clave de la Ley de Transparencia que aprueba el Gobierno
La vicepresidenta del Gobierno desgranará este viernes las medidas que contiene la nueva norma de Transparencia - efe

Los puntos clave de la Ley de Transparencia que aprueba el Gobierno

El Consejo de Ministros dará forma este viernes a la norma que obligará a informar a cada Administración y entidad pública a informar en qué gasta el dinero. El político que oculte facturas o incumpla el límite de déficit será sancionado y si despilfarra, será delito

madrid Actualizado:

El Gobierno aprueba este viernes uno de sus proyectos clave para regenerar la clase política, el tercer problema para la ciudadanía según los sondeos del Centro de Investigaciones Sociológicas, y limpiar esa imagen que cala entre los ciudadanos de que las entidades públicas despilfarran el dinero de los contribuyentes. No podrá ser así de ningún modo con el anteproyecto de Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, una norma que obliga a los políticos a informar en qué gastan el dinero público y permitirá a los ciudadanos consultar a través de una web las subvenciones, los contratos o los sueldos de los cargos públicos. También establece como delito el despilfarro de dinero público.

1-. Hasta seis años de inhabilitación: La ley impondrá sanciones a los políticos que oculten facturas, incumplan el límite de déficit público o no aporten la documentación requerida por los tribunales o los órganos de fiscalización contable. Pero incluso irá más allá, porque incurrirán en delito los cargos que despilfarren el dinero público. Para ello, la Ley de Transparencia incorporará una disposición adicional que modificará el Código Penal y donde se tipificará como delito las infracciones más graves en la gestión de los recursos públicos. En concreto, se castigará con una pena que podría alcanzar los seis años de inhabilitación a los cargos que sobrepasen el presupuesto aprobado, según fuentes gubernamentales. 2-. Intervención de los ciudadanos: Una vez que el Consejo de Ministros apruebe hoy el anteproyecto de Ley de Transparencia, los ciudadanos dispondrán de unos diez días para realizar aportaciones a la norma. Para ello, podrán utilizar las webs institucionales para hacer llegar al Gobierno sus sugerencias, críticas y apreciaciones.

3-. Portal de la transparencia: Paralelamente, el Gobierno está ultimando el Portal Digital de la Transparencia, al que los ciudadanos podrán dirigir su solicitud de información y que recogerá datos relativos a concursos, subvenciones o sueldos de los altos cargos. Se pretende que este portal esté en marcha cuando acabe el proceso legislativo, lo que podría ser antes del verano. Aunque habrá una lista cerrada de asuntos sobre los que no habrá información -relativos a la seguridad nacional o a la protección de datos-, el Portal Digital de la Transparencia permitirá a los ciudadanos conocer por ejemplo a quién y por qué se conceden las subvenciones públicas, cuánto cuesta organizar una cumbre internacional, cuántos funcionarios trabajan en un organismo público o cuánto cobran los altos cargos. A través de este portal, los ciudadanos podrán acceder a informaciones que no estén publicadas, dirigiendo la correspondiente solicitud.

5-. Al estilo de otras democracias: El Ejecutivo de Mariano Rajoy quiere seguir los pasos de gobiernos como el de Estados Unidos, que impulsó el portal data.gov en aras de una mayor transparencia y que agrupa información pública de 31 Estados, 15 ciudades, 172 organismos públicos y 30 internacionales. De hecho, el Ejecutivo español tiene previsto sumarse a la Iniciativa Mundial para un Gobierno Abierto (Open Government Partnership) que Barack Obama y Dilma Rousseff impulsaron en Nueva York en julio de 2010. Por eso, presentará la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno el 17 de abril en la conferencia internacional que tendrá lugar en Brasilia, donde España firmará la Declaración Internacional de Gobierno Abierto. 6-. Contra el nepotismo encubierto: Según afirmó este jueves en Asturias el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la nueva ley pretende que "se gobierne mejor, que se gestione bien y que la gente sepa en qué se gasta su dinero", de tal forma que "si se enchufa" a alguien, "salga el nombre y apellidos y se explique cuáles son las razones por las que se contrata".