Pedro Sánchez encabeza la reunión del Consejo de Ministros que tuvo lugar en Barcelona
Pedro Sánchez encabeza la reunión del Consejo de Ministros que tuvo lugar en Barcelona - Inés Baucells

El Gobierno sigue sin saber cómo quitar la condecoración a Billy el Niño

Siete meses después, admite que la actual legislación no regula la retirada de medallas

MadridActualizado:

Una y otra vez, el Gobierno tropieza con la misma piedra. Las promesas efectistas de Pedro Sánchez en sus primeros días en la Moncloa continúan pasando factura al Ejecutivo ante la impasible realidad. Corre ya el año 2019 y los restos del dictador Francisco Franco permanecen en el Valle de los Caídos, igual que el policía durante el franquismo Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, mantiene todas y cada una de sus condecoraciones.

Ayer, después de prometer en junio la retirada de la medalla al mérito policial que ostenta González Pacheco desde 1977 —concedida ya en plena democracia—, el Ejecutivo reconoció que esta acción «no está regulada» y que hasta la fecha nunca se le ha quitado este tipo de distinciones a «ninguna persona».

El Gobierno se pronunció sobre esta cuestión en una respuesta escrita a la formación heredera de la ilegalizada Batasuna, EH Bildu, en la que también se mostró de acuerdo con buscar «las vías legales» para poder «revertir» esta situación. El partido independentista de la izquierda «abertzale» preguntó al Ejecutivo por este asunto en julio del año pasado, tras anunciar este en junio su compromiso a quitar la medalla a Billy el Niño; y ahora, siete meses después, la postura gubernamental es exactamente la misma que defendió el anterior ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en el Pleno del Congreso.

El 30 de mayo de 2018, un día antes del debate de la moción de censura que terminó con el Gobierno de Mariano Rajoy, Pablo Iglesias pronunciaba un alegato contra las torturas perpetradas por Billy el Niño durante el franquismo sobre sus detenidos. En la tribuna, las víctimas del policía asistían al debate y aplaudían la intervención del líder morado, que terminó entre lágrimas tachando de «malnacido» al policía. Zoido expresó ya entonces sus dudas de que legalmente fuese posible retirar estas condecoraciones, así como subrayó que nunca antes se había hecho; pero poco importó.

Nunca antes se ha hecho

Fernando Grande-Marlaska, sucesor de Zoido en la cartera de Interior, captó el mensaje de Iglesias y atendió la exigencia del secretario general de Podemos, principal socio de un Gobierno que únicamente dispone de 84 diputados. El actual ministro llegó a afirmar el pasado octubre que su departamento ya tenía preparado el texto normativo para proceder a la retirada de la medalla. No obstante, la Moncloa admitió ayer en la respuesta a EH Bildu que «actualmente no se ha retirado este tipo de condecoraciones a ninguna persona; y de acuerdo con la normativa reguladora de la materia, no está regulada la posibilidad de retirada de las mismas».

La primera sorpresa de Grande-Marlaska fue al revisar el expediente de Billy el Niño y comprobar que no tiene una, sino cuatro medallas —otorgadas entre 1972 y 1982—, que le suponen un extra en la pensión del 50%. Es decir, González Pacheco en la práctica disfruta de una pensión y media. Ya en enero de 2019, González Pacheco continúa con sus medallas y el Gobierno no ha encontrado una respuesta distinta a la que Zoido, en plena sesión parlamentaria, ofreció a su principal aliado.