El Gobierno responde a la oposición que quien debe informar es Carod

Rudi apela al reglamento y los socialistas acusan al Partido Popular de «desposeer» al Parlamento de sus facultades de control sobre el Ejecutivo

MADRID. ÁNGEL COLLADO
Actualizado:

La Mesa de la Diputación Permanente del Congreso rechazó ayer las peticiones de la oposición para que, pese a estar la Cámara disuelta, el Gobierno informara sobre la actuación del Centro Nacional de Inteligencia en la entrevista celebrada por Josep Lluís Carod-Rovira con jefes de ETA. El Ejecutivo, por medio de su vicepresidente segundo, Javier Arenas, insistió en que «no tiene ninguna información que ofrecer sobre el asunto» y dijo estar pendiente de que el secretario general de ERC informe de sus contactos con la banda terrorista a las autoridades y a las fuerzas de seguridad del Estado.

Sin encaje alguno en la Constitución y el reglamento del Congreso, el PSOE pretendía que José María Aznar compareciera ante la Diputación Permanente del Congreso para explicar la presunta utilización del CNI por parte del Gobierno. El PNV, IU y el Grupo Mixto querían que el ministro de Defensa y el director del CNI, Jorge Dezcállar, informara a los diputados facultados por la Cámara para conocer secretos oficiales.

Tres a dosLa Mesa, presidida por Luisa Fernanda Rudi y compuesta por dos diputadas del PP, Margarita Mariscal de Gante y María Jesús Sainz, y dos del PSOE, Amparo Rubiales y Joan Oliart, rechazó ambas iniciativas con la oposición de los socialistas. Rudi remitió al Gobierno la petición de CiU para que fuera el propio Ejecutivo quien buscara fórmulas para informar al Congreso. Arenas puntualizó después que para el Gabinete el debate ya había quedado zanjado al decidir el órgano «de guardia» del Congreso que las pretensiones de la oposición no tenían encaje legal. De hecho, la reunión que pedían está prevista para estados de excepción o sitio y la única vez que el Gobierno ha comparecido para informar a la Cámara cuando está disuelta fue en octubre de 1982 para explicar la detención de tres jefes militares implicados en la «Operación Galaxia».

«De lo que está pendiente el Gobierno es de que Carod informe de los contactos con ETA a las autoridades y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado», reiteró el vicepresidente.Los socialistas, que insisten en presentar como un escándalo que el CNI pudiera enterarse de la entrevista de su socio en la Generalitat catalana con ETA y que la información no se hubiera guardado en absoluto secreto, se mostraron indignados con la decisión de la Mesa de la Diputación Permanente. Amparo Rubiales afirmó que el PP «desposee de sus funciones al Parlamento» y decreta «la impunidad» para el Ejecutivo en el periodo que las Cortes están disueltas. La diputada socialista, que no repetirá en la próxima legislatura por la decisión del equipo de Zapatero de dejarla fuera de las listas, sentenció que era «repugnante» desde el punto de vista democrático el criterio aplicado por Rudi y el PP.

Margarita Mariscal, que tampoco repetirá, aunque en su caso por voluntad propia y para volver a la carrera judicial, apeló a las referidas posiciones doctrinales y a «la práctica unánime de anteriores legislaturas» para defender el rechazo de las iniciativas de la oposición. El secretario general del PP y candidato a la Presidencia del gobierno, Mariano Rajoy, pidió también a Carod-Rovira que informe a las fuerzas y cuerpos seguridad del estado sobre sus intermediarios con los líderes de ETA. En este sentido instó al PSOE a secundar esta propuesta que considera una «obligación capital» en la lucha antiterrorista, informa Mar González.

Rajoy señaló que, en su opinión, Carod «le haría un buen favor a la lucha antiterrorista si dijera quién fue su enlace con el señor Urrutikoetxea, que es un parlamentario fugado de la Justicia, y con el señor Antxa que es la cabeza visible de ETA». Además, pidió detalles sobre «dónde se reunió, qué documentos se manejaron y de qué hablaron». El candidato popular a la Presidencia consideró necesario que el PSOE exija también a Carod que ponga todos esos datos en conocimiento de la Policía.