El Gobierno regional teme que el Plan de Fomento sea la primera piedra para cerrar el aeropuerto

ABC/
Actualizado:

LOGROÑO. El consejero de Obras Públicas del Gobierno de La Rioja, Antonino Burgos, aseguró ayer que el Plan de Infraestructuras del Ministerio de Fomento aísla y discrimina a La Rioja, retrasa en el tiempo la mayoría de las obras que ya estaban planificadas e incluso aboca al cierre del aeropuerto de Agoncillo-Logroño, en caso de que salga adelante la propuesta de revisar el «interés general» de los aeropuertos regionales.

Burgos explicó que esta revisión podría significar «el principio del fin» de algunos aeropuertos, entre ellos el de Agoncillo, que acaba de ser inaugurado y no conoce todavía su «potencialidad», informa Ep. «Esa revisión es el primer paso para el cierre de aeropuertos regionales, cuando el mismo documento dice que Aena tiene superávit», criticó el consejero, que mostró su sospecha de que detrás de eso haya «una concesión al nacionalismo catalán», que reclama la cesión de la gestión de aeropuertos.

Según el Gobierno de La Rioja, Fomento no prevé ni desdoblar la Nacional 232 ni liberar la AP-68 y aplaza varios años muchas actuaciones. El consejero de Obras Públicas y Transportes dio a conocer el resultado de la conferencia sectorial en la que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, mostró a las Comunidades Autónomas el Plan.

En realidad, según el consejero de Obras Públicas, «no es un plan», porque no «concreta ni programa ni actuaciones», no es un documento ejecutivo con el que ya poder contratar las obras, sino «más bien un documento genérico que fija los corredores y la «metodología» para después elaborar planes sectoriales de carreteras, tren, ferrocarriles o aeropuertos.

El Gobierno de La Rioja dice que «antes de 2007 no habrá ningún documento ejecutivo» y eso supondría retrasar años actuaciones que ya estaban encaminadas. Por eso, consideran el plan «más bien un brindis al sol que un impulso decidido» a las infraestructuras.