Ángel Acebes. Jordi Romeu

El Gobierno promete más presupuesto y policías contra la delincuencia

El debate sobre el incremento de la inseguridad llevará al Gobierno a adoptar medidas drásticas en la lucha contra la delincuencia. En primer lugar, el gasto en seguridad ciudadana crecerá el próximo año por encima del 4 por ciento. Paralelamente, Ángel Acebes trabaja en un plan de choque para aumentar el número de efectivos policiales y mejorar su especialización.

MADRID. ABC
Actualizado:

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, explicó ayer que el gasto en seguridad ciudadana será una de las partidas «prioritarias» del Gobierno como consecuencia del aumento de la delincuencia en los últimos años. El objetivo será mejorar la seguridad ciudadana y la calidad de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. De esta forma, el gasto crecerá el próximo año «claramente por encima» -según palabras de Montoro- del 4 por ciento, porcentaje medio de gasto previsto en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2003 que el Ministerio de Hacienda está ultimando.

Esta tendencia al alza de las partidas para luchar contra la delincuencia se materializó en los Presupuestos de este año -donde la dotación económica de la política de seguridad ciudadana ascendió a 4.822 millones de euros-, con lo que un incremento de esta partida por encima del 4 por ciento en 2003 elevaría el importe global por encima de los 5.000 millones de euros.

Además, el Gobierno está trabajando intensamente en el plan de lucha contra la delincuencia, que se completa con una mejora en la legislación. El ministro de Interior, Ángel Acebes, explicó ayer que el plan anunciado por el Ejecutivo se desarrollará desde el ámbito interno, a través del aumento en el número de efectivos de las Fuerzas de Seguridad del Estado -el plan prevé la convocatoria hasta 2004 de 20.000 plazas para la Policía y la Guardia Civil-, mayor especialización y la dotación de más medios materiales para desarrollar su actividad.

Según el ministro, uno de los motivos por los que se han implantado nuevas formas de delincuencia organizada guarda relación con la desaparición de las fronteras y la libre circulación de personas y de capitales, ya que «estas redes de delincuentes organizados buscan áreas de impunidad o de facilidad para su actividad». Por ello, el ministro recordó que en el ámbito europeo se aplicarán en los próximos meses «nuevos instrumentos que van a ser muy eficaces en esta lucha contra la delincuencia, como la orden europea de detención, la decisión marco de embargo de bienes y pruebas o la cooperación entre las Policías de toda Europa.

Acebes aseguró que «España no va a ser nunca un lugar cómodo, ni de refugio para las redes organizadas de delincuentes», señaló que nuestro país cuenta con «una de las mejores policías del mundo en materia de eficacia policial» y argumentó que el 90 por ciento de los delitos más graves -tales como los homicidios y asesinatos- se resuelven con la detención y puesta a disposición judicial de estos delincuentes. «Con esta eficacia, es muy difícil que España sea un lugar de refugio de este tipo de delincuentes», añadió. Respecto a las mafias colombianas que actúan en España, se mostró convencido de que hay que luchar contra esos grupos «sean de donde sean» y desde un plan global contra las nuevas formas de delincuencia organizada.