Presentación informe BP, con la presencia de Rodríguez Zapatero y secretario Estado de Energía
Presentación informe BP, con la presencia de Rodríguez Zapatero y secretario Estado de Energía - Isabel Permuy

El Gobierno planteó a ETA negociar las candidaturas de ANV a municipales 2007 tras el atentado de la T-4

Para que continuaran las negociaciones era «irremediable la aceptación por parte del Gobierno de España de las listas de ASB»

MadridActualizado:

El Gobierno planteó a la banda terrorista ETA negociar las candidaturas presentadas por ANV, una de las marcas de Batasuna, para las elecciones municipales de mayo de 2007, según recogen las actas de ETA, que fueron incautadas en la detención del exjefe de ETA en Burdeos, Javier López Peña alias «Thierry», el 21 de mayo de 2008.

La reunión tuvo lugar unos meses después de que se produjera el atentado del párking de la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid, donde la banda hizo explotar una furgoneta bomba causando la muerte de dos ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, y provocando heridas a una veintena de personas además de grandes daños materiales, ya que el módulo D tuvo que ser demolido.

«Vinieron a negociar con la organización las posibilidades que podía haber con las listas de ANV», precisa el acta de mayo de 2007 escrito por ETA. Las candidaturas de Acción Nacionalista Vasca (ANV) no eran las únicas que había presentado la izquierda abertzale para esos comicios tratando de burlar la ilegalización de Batasuna.

ETA buscaba otro nombre

También habían presentado a finales de marzo de ese año el partido Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB) y ETA quería que esas fueran las candidaturas válidas en las municipales de 2007. Así se lo hicieron saber al enviado del Gobierno, que en aquella ocasión fue solo uno.

Pero en el momento de la reunión las siglas de ASB habían sido recurridas por la Fiscalía y la Abogacía del Estado ante el Tribunal Supremo, por entender que era un fraude a la Ley de Partidos ya que se trataba de una sucesión de Batasuna.

ETA consideraba que, para que continuara la negociación, era «irremediable la aceptación por parte del Gobierno de España de las listas de ASB». Algo que no sucedió porque el Tribunal Supremo atendió las demandas de ilegalización el 16 de mayo, once días antes de que se celebraran los comicios.

Sin embargo, en aquel encuentro, el planteamiento del enviado del Gobierno «como única posibilidad de retomar el proceso» fue que la organización terrorista negociara las listas de Acción Nacionalista Vasca (ANV), además de reclamar a ETA que hiciera un «gesto», una declaración pública de que no iba a realizar más atentados, y de que, en el aspecto político, aceptaran el texto rechazado por la izquierda abertzale en las negociaciones de Loyola.

«Asombro» por el rechazo de ETA

Pero el rechazo de la banda a negociar las listas de ANV provocó «asombro», según el citado acta de ETA, en el negociador del Gobierno, quien rechazó recoger la propuesta que le había hecho la banda y devolvió el texto escrito que había recibido tras hablar con Madrid.

Finalmente, y aunque ETA rechazó negociar las candidaturas de ANV, la Fiscalía y la Abogacía recurrieron 133 de las 256 candidaturas que presentó Acción Nacionalista Vasca, pero algunos miembros del tribunal criticaron que el Gobierno no hubiera instado la ilegalización del partido ANV y solo lo hiciera con parte de las candidaturas.

El partido vinculado a Batasuna logró 337 concejales en las elecciones de 2007. Sin embargo, el 8 de febrero de 2008, el entonces juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, suspendió a este partido y unos meses después, en septiembre de ese mismo año, el Tribunal Supremo lo declaró ilegal.