Rajoy preside el Consejo de Ministros, en una imagen del pasado jueves
Rajoy preside el Consejo de Ministros, en una imagen del pasado jueves - IGNACIO GIL

El Gobierno pide a los catalanes que rechacen a los extremistas que promueven altercados

La Moncloa «no tiene la menor duda» de que los Mossos cumplirán la ley y evitarán el referéndum del 1 de octubre

MadridActualizado:

El Gobierno ha continuado este viernes con su contraofensiva judicial para frenar a los independentistas catalanes, y lo ha hecho con otros dos recursos ante el TC: uno para anular la ley de Transitoriedad y otro para dejar sin efecto el Código Tributario catalán. Al mismo tiempo, desde La Moncloa se ha pedido a la sociedad catalana que rechace a los extremistas que promueven altercados y violencia, y ha denunciado el intento de destruir la convivencia pacífica.

La Comisión Permanente del Consejo de Estado ha avalado hoy por unanimidad la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Transitoriedad aprobada por el Parlamento autonómico de Cataluña, en un dictámen que envió al Ejecutivo. Fuentes de esta institución han informado a Efe de que los ocho miembros de la Comisión Permanente del máximo órgano consultivo del Estado han aprobado el dictamen sobre la inconstitucionalidad de ley de ruptura de los independentistas.

El ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, ha reiterado, al concluir el Consejo de Ministros, que el Gobierno no renuncia a nada, en la línea de lo expresado un día antes por el presidente Rajoy. Cuando se le ha preguntado si ahí incluye la aplicación del artículo 155, ha respondido tajante: «No renunciar a nada es no renunciar a nada». No ha querido desvelar, sin embargo, si contaría con el apoyo del PSOE para ello.

«El Gobierno no va a actuar como observador frente a quienes quieren liquidar el orden constitucional», ha subrayado el portavoz. A su juicio, los independentistas se dirigen «a una dictadura sin complejo alguno», como se ha podido comprobar tras las jornadas en el Parlamento autonómico catalán de esta semana.

El Gobierno de la Nación no tiene «la menor duda» de que los Mossos cumplirán la ley e impedirán la celebración del referéndum ilegal, pero también confía en que los alcaldes actúen de forma constitucional. «Es un tema capital del Estado de Derecho», ha subrayado.

Respecto a la participación de voluntarios en la organización del referéndum, Méndez de Vigo ha señalado que lo importante es que todos los ciudadanos saben que el referéndum es ilegal, que está anulado por el Tribunal Constitucional. «El que participe o colabore lo sabe», ha advertido.