El ministro Grande-Marlaska en comparecencia en el Congreso para explicar los saltos a la valla fronteriza de Ceuta - EFE

El Gobierno insiste en «remodelar» las fronteras de Ceuta y Melilla para que sean «menos lesivas»

El ministro del Interior, Grande-Marlaska, explica que no permitirá nuevos saltos «violentos» mientras la oposición le reprocha sus «bandazos»

MadridActualizado:

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha insistido en la intención del Gobierno de remodelar las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla para hacerlas menos lesivas. Así lo ha expuesto el titular de la cartera durante su comparecencia, a petición propia, en la comisión extraordinaria de Interior que se celebra esta mañana en el Congreso de los Diputados.

«El Gobierno va a rediseñar las fronteras de Ceuta y Melilla», ha expuesto Grande-Marlaska, quien ha deslizado que esta reforma pasará por la implementación de medios «más modernos y menos lesivos» para los inmigrantes.

Grande-Marlaska no ha mencionado de forma expresa las concertinas, pero sus manifestaciones en sede parlamentaria dejan entrever que su posición, en este punto, no ha variado mucho con aquellas manifestaciones al inicio de la legislatura, cuando aseguró que haría «todo lo posible» para retirar las cuchillas de las verjas.

«Seguridad sí, pero ante todo humanidad. Y humanidad no es lo mismo que permisividad», ha resumido el titular de Interior, quien ha reivindicado la importancia de las relaciones con Marruecos y ha avisado que no permitirá «inmigración violenta».

Críticas a «los bandazos»

El PP, tras escuchar al ministro, no ha dudado en reprocharle los «bandazos» del Gobierno en materia migratoria. «Hemos pasado del "papeles para todos" al rechazo exprés con un convenio para todos», ha ejemplificado José Alberto Martín-Toledano, portavoz popular, quien también ha insistido en que la solución al problema debe pasar por soluciones europeas.

Tampoco han felicitado por su intervención -ni tampoco por sus políticas- al ministro desde Unidos Podemos. Ione Belarra, portavoz de la formación liderada por Iglesias en el Hemiciclo, le ha recordado a Grande-Marlaska que el PSOE «está en minoría» y que sus decisiones en materia migratoria «dejan mucho que desear».

Miguel Gutiérrez, portavoz de Ciudadanos en la comisión, también ha insistido en las críticas a los bandazos del Gobierno, y le ha animado a no ser irresponsable a la hora de hacer anuncios como el de la retirada de las concertinas: «Si no dice qué va a hacer, es una comunicación irresponsable».