Colau, el Rey y Puigdemont, el pasado julio en el homenaje a los Juegos Olímpicos de Barcelona - INÉS BAUCELLS
MWC 2018

El Gobierno «deplora la actitud irresponsable y sectaria» de Colau y Torrent hacia el Rey

«El Gobierno acompañará al Rey durante su estancia en Barcelona con motivo del Congreso Mundial de Móviles». señalaron fuentes del Ejecutivo

MADRIDActualizado:

«El Gobierno acompañará al Rey durante su estancia en Barcelona con motivo del Congreso Mundial de Móviles y deplora la actitud irresponsable y sectaria anunciada por determinados cargos institucionales». Así se ha manifestado el Ejecutivo por el desplante de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau y el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent hacia el Rey en la apertura del Mobile World Congress (MWC) que tendrá lugar este domingo.

Los representantes del Gobierno que acompañarán a Don Felipe son el ministro de Energía, Álvaro Nadal, que estará presente este domingo, mientras que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría estará presente mañana lunes.

Colau y Torrent aseguraron ayer que no estarán presentes en el recimiento inicial al moncarca aunque sí asistirán a la cena del MWC. Colau dice que no rendirá pleitesía «a un Monarca que debe revisar su relación con Cataluña», tras los sucesos del 1-O.

Torrent, después de días de incógnita y tras haberlo hablado con Colau, tampoco estará este lunes en la inauguración del salón, todo ello como protesta a su papel en la crisis de Cataluña.

«Barcelona se juega mucho estos días»

«La presencia del Rey en Barcelona simboliza el apoyo de la Corona y del conjunto de España al MWC, y por extensión, al desarrollo y pujanza de la economía catalana. Los desplantes anunciados por ciertos representantes institucionales, además de injustos y mezquinos, ponen en riesgo que Barcelona pueda seguir albergando en el futuro un evento global de tanta importancia», señalaron fuentes del Gobierno.

«Barcelona se juega mucho estos días. Todo los ojos estarán puestos desde mañana en el Mobile World Congress de cuyo éxito dependerá la permanencia en Barcelona de la mayor feria de tecnología móvil del mundo, algo en lo que debiéramos estar todos unidos y trabajando juntos».

En la edición del MWC de 2017 visitaron la feria 108.000 personas de 208 países; participaron más de 2.300 empresas expositoras. El impacto económico del año pasado se ha cifrado en 465 millones de euros generando más de 13.000 empleos durante los días de la feria, así como las jornadas previas.