Rescate de inmigrantes en el puerto de Algeciras - EFE | Vídeo: Decenas de migrantes llegan a playa de Zahora, en Cádiz

El Gobierno defiende que no hay efecto llamada por el Aquarius y culpa de falta de previsión al anterior Ejecutivo

Los datos del nuevo Gobierno de llegadas por vía maritima o atención a pie de playa apuntan a una tendencia al alza desde 2013 que tuvo su auge en 2017. Los datos de este año apuntan a que se podría superar la del pasado año

MadridActualizado:

El Gobierno niega que haya implementado un cambio en la política migratoria que esté provocando el incremento de llegadas de inmigrantes a las costas españolas. El Ejecutivo de Pedro Sánchezcuestiona las «declaraciones políticas» y las informaciones «que están instalando en la opinión pública la idea de que la situación migratoria es insostenible».

Desde el Gobierno se rechaza que se pueda hablar de un «efecto llamada» por la acogida del Aquarius o el anuncio de sustitución de las concertinas. Desde La Moncloa se ha trabajado con los ministerios competentes para recabar datos que «desmienten» esa percepción y se carga la culpa en la «falta de previsión» del anterior Gobierno.

En el nuevo Ejecutivo aseguran que «este es un problema que va a afectar hoy y mañana a cualquier gobierno», y rechazan que se esté produciendo ahora un cambio sustancial. Los datos que se facilitan respecto a las llegadas por vía marítima apuntan al pasado verano como el del verdadero boom de llegadas de inmigrantes irregulares por vía matítima. La tendencia se mantiene al alza desde 2013. Según los datos que aporta el Gobierno, en 2016 llegaron a nuestras costas 8.162 irregulares, pero en 2017 esto se disparó un 269%, hasta 21.989. En 2018 y hasta la llegada de este Gobierno ya habían llegado 7.970 personas.

El Gobierno de Sánchez defiende haber afrontado la cuestión migratoria «con medidas concretas», como haber habilitado con carácter de urgencia un Centro de Acogida Temporal de Extranjeros que entrará en funcionamiento la próxima semana en el que se han invertido casi 3,5 millones de euros. Además se destaca que el tema se ha abordado en «reuniones a nivel europeo para abordar de manera conjunta este problema», además de las visitas del ministro de Interior a Marruecos, Argelia y hoy mismo a Mauritania.

Los datos que maneja el Gobierno sobre la atención a pie de playa también apuntan a que el pasado verano se produjo un fuerte incremento en las llegadas por vía marítima, aunque la tendencia de este año va por la misma línea. Durante 2017 dentro del programa de atención a pie de playa fueron atendidas 24.375 personas, un 132% más que en 2016, cuando se atendió a 10.490 personas, según los datos que facilita el Gobierno. En 2018 han sido atendidas ya 22.082 personas hasta el 26 de julio.

Los datos de los que dispone el Gobierno sobre personas acogidas por la red de atención humanitaria señalan que en 2017 se acogió a 16.211 personas, un 70% más que en 2016 (9.562). En lo que llevamos de 2018 este mismo programa ha atendido ya a 13.834 personas.