ABC  Zapatero y Sanz mantuvieron una fructífera reunión el pasado martes

El Gobierno autonómico destaca el clima de «diálogo» del encuentro Sanz-Zapatero

El portavoz Emilio del Río cree que la reunión demostró la capacidad de Sanz para defender los intereses riojanos «por encima de diferencias ideológicas»

Actualizado:

LA RIOJA

SONIA BARRADO

LOGROÑO. El portavoz del Gobierno de La Rioja, Emilio del Río, valoró ayer la reunión mantenida el martes entre José Luis Rodríguez Zapatero y el presidente regional, Pedro Sanz, del que resaltó su «capacidad para defender los intereses de todos los riojanos por encima de las diferencias ideológicas o de partido» y para «decir las cosas claras cuando algún compromiso no se cumple». Para Del Río, el balance del encuentro ha resultado «positivo», debido al clima de «diálogo y colaboración» en el que se desarrolló. Todo ello, pese a que «a otros parece que les interesa inventarse un clima de confrontación que queda claro que no existe con el Gobierno central», dijo en alusión al PSOE de La Rioja.

El portavoz aseguró que el mandatario riojano apoyará al Ejecutivo de Zapatero «cuando haya que hacerlo» y que también dirá «las cosas claras cuando haya que decirlas porque no se cumplan los compromisos adquiridos con esta Comunidad». El presidente de La Rioja se presentó el martes ante Zapatero con medio centenar de cuestiones para la región, de las cuales obtuvo varios compromisos, como la financiación de una unidad de referencia de enfermedades infecciones en el hospital San Pedro de Logroño, una ayuda de un millón para el Centro Internacional de Investigación de la Lengua española en San Millán de la Cogolla, y la futura convocatoria de varias reuniones con las ministras de Fomento, Magdalena Álvarez; Vivienda, María Antonia Trujillo; y Medio Ambiente, Cristina Narbona, para llevar a cabo un seguimiento de las actuaciones de esos departamentos estatales en La Rioja.

Esta gestión de Pedro Sanz para la Comunidad autónoma demuestra, subrayó Del Río, la «altura política» del mandatario regional «en lo que tiene que ser la defensa de los legítimos intereses de todos los riojanos, la reivindicación de lo que nos corresponde y de la posición de La Rioja en el conjunto de España».

La del martes fue la segunda reunión entre el presidente riojano y el español, una cita que surgió a raíz de una carta enviada por Sanz el 25 de mayo, en la que requería la entrevista para abordar las «legítimas reivindicaciones de La Rioja y de los riojanos».