El Gobierno aprueba las ayudas para los afectados por los incendios en Canarias

El Gobierno ha celebrado un Consejo de Ministros extraordinario en el que se ha aprobado un decreto ley que permitirá a los afectados por los incendios en Canarias recuperar "todo aquello que hayan

Madrid. Agencias
Actualizado:

El Gobierno ha celebrado un Consejo de Ministros extraordinario en el que se ha aprobado un decreto ley que permitirá a los afectados por los incendios en Canarias recuperar "todo aquello que hayan perdido", tal y como había señalado el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, durante del pasado miércoles a Tenerife y Gran Canaria, las dos islas más dañadas.

La ministra Cristina Narbona ha rebajado -durante su comparecencia tras la reunión- la cifra de hectáreas arrasadas por los dos incendios a 8.000 en Gran Canaria y 3.000 en Tenerife. La titular de Medio Ambiente ha anunciado que el trabajo de su ministerio se centrará en la recuperación de las áreas y especies dañadas y evitar la erosión del suelo una vez que se han extinguido los fuegos.

A la reunión, encabezada por el presidente, han asistido todos los miembros del Gabinete excepto la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y los titulares de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; el de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, y el de Industria, Joan Clos.

La medida, que entrará en vigor el próximo lunes, incluirá ayudas fiscales y laborales que, además, irán destinadas a restablecer algunas infraestructuras dañadas por unos incendios que las autoridades del archipiélago consideraron controlados ayer mismo. "Será un decreto ley amplio, que contemplará todas las posibilidades de los daños causados, todos los supuestos" y sin límite presupuestario, tal y como explicó Rodríguez Zapatero.

Extinguidos los fuegos en Canarias

Los fuegos, que ya han sido extinguidos aunque existe un "riesgo latente de que en determinados lugares pueda reactivarse" -en palabras del delegado del Gobierno-, han arrasado 31.500 hectáreas y han obligado al desalojo de 12.000 personas. Sin embargo, los daños, aunque han sido considerables, han sido menores de lo esperado en un primero momento. Además, parece ser que, desde el punto de vista natural, la mayor parte de la masa forestal se recuperará en un plazo razonable.

Una vez estabilizado el avance de las llamas en Gran Canaria y Tenerife y revisada la estimación del terreno afectado por el incendio, las últimas informaciones apuntan a que el perímetro calcinado en las dos islas más grandes del archipiélago canario ha sido finalmente menor de lo que se apreció en un principio.

En Tenerife, donde el Cabildo ha informado del hallazgo de un dispositivo de ignición que sirvió para encender el incendio declarado el pasado lunes en la isla, el fuego ha afectado a un perímetro de 78,2 kilómetros con un total de 15.562 hectáreas de los municipios de Los Realejos, San Juan de la Rambla, La Guancha, Icod de Los Vinos, Garachico, El Tanque, Los Silos, Buenavista del Norte, Santiago del Teide y Guía de Isora.

En cuanto a Gran Canaria, la superficie quemada no llega a las 8.000 hectáreas, según las primeras estimaciones, y el perímetro de la superficie afectada por el fuego es menos de la que se creía inicialmente, pues abarca unas 16.000 hectáreas, 4.000 menos que las estimadas inicialmente (20.000). Las áreas castigadas han sido la zonas más altas de la isla y de medianías del suroeste de Gran Canaria, donde se ubica la Reserva Natural de Inagua.